.

La regulación en España deja un “blanco” que es aprovechado por la industria para tener presencia en los medios

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La promoción indirecta del tabaquismo en cine y series televisivas, recurso de la industrias tras las regulaciones que se implementaron sobre la publicidad tradicional, como los anuncios en vallas o en medios de comunicación, vuelve más efectivo el mensaje, según manifestó hoy el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT). Es que uno de los factores que más influye en el inicio al hábito es la exposición a películas en que los actores aparecen fumando.

En este sentido, la presidenta del CNPT, Angeles Planchuelo, dijo a Europa Press que este tipo de divulgación “aumenta el riesgo de que los adolescentes se hagan fumadores”. El dato se extrae de la relación que existe entre el número de veces que salen los actores en estas escenas y “el incremento o facilidad para que los adolescentes se inicien en la adicción”.

Un estudio realizado en Estados Unidos por pediatras de 4 hospitales universitarios sobre 4.919 escolares de 9 a 15 años, puso de manifiesto esa relación: el 31,3 por ciento de quienes habían visto más de 150 escenas de consumo el último año fumaban; mientras que un 4,9 por ciento de los que se expusieron a 50, se iniciaron en el hábito.

Si bien en España “no tenemos referencia de datos constatados”, Planchuelo aseguró que “por simple observación se puede ver cómo en la televisión y en las películas siguen saliendo los actores y las actrices fumando”. Es que aquí la reglamentación “deja un blanco que es aprovechado por la industria para estar presente en la vida cotidiana a través de las escenas”.

“Fundamentalmente en las series de televisión aparecen muchísimos actores fumando”, puntualizó la presidenta de la CNPT. Es que la prohibición de la publicidad directa en los medios deja el camino libre para el cine y las series de televisión. Es justamente este tipo de propaganda la que no se puede controlar, por lo que Planchuelo hizo llamamiento a las productoras y empresas cinematográfica “para que participen de esta lucha contra el tabaquismo”.

EL NEGOCIO

La CNPT sostiene que con la visión de las estrellas más famosas de Hollywood fumando en el contexto del éxito en la sexualidad, de la rebelión ante los límites que les imponen los adultos o para afrontar el estrés, la industria tabacalera logra presentar el vicio como un acto habitual.

Este es el motivo por el cual invierten grandes sumas de dinero para que las estrellas aparezcan fumando en los filmes, como el contrato por medio millón de dólares Silvester Stallone en 1983 para que aparezca fumando. Aunque la doctora Planuelo admitió que no existen constatación de este tipo de contrataciones en España, en los platós nacionales “se sigue fumando en el siglo XXI igual que en los años 50. La única diferencia es que ahora algunos guionistas, productores, actores y actrices, cobran un buen plus por ello”.

Para la CNPT el cine y la televisión no deberían prestarse a promocionar un producto cuyo consumo es tan nocivo para las personas. Asimismo, considera necesario establecer un límite entre la libertad de expresión y creatividad de los cineastas y la posible publicidad encubierta de un producto como el tabaco.