.

BANGKOK, 9 (EP/AP)

Una persona de 50 años murió hoy y decenas resultaron heridas en el sur de Tailandia tras la estampida de una multitud durante una venta de un talismán de buena suerte, según informó la Policía.

Más de 10.000 personas acamparon anoche en un recinto escolar en la provincia de Nakhon Si Thammarat, 580 kilómetros al sur de Bangkok, donde esperaban para comprar los amuletos, que desde hace unos meses han logrado una gran aceptación por sus presuntas cualidades mágicas.

Al parecer, la víctima, una mujer de 50 años, cayó al suelo y fue pisoteada por la multitud en las puertas del colegio cuando se instalaron los puestos de venta de los amuletos, según explicó el agente de policía Suriyon Kaemthong.

Los amuletos suelen mostrar imágenes relacionadas con el budismo, si bien muchos de ellos no son una parte formal de esta religión. Los talismanes Jatukam Ramathep que se vendían hoy recibieron su nombre del príncipe de un reinó que existió en el sur de Tailandia.

El fenómeno de este amuleto comenzó a extenderse a escala nacional cuando su creador, el respetado policía Khunphantarak Rajadej, murió el año pasado a la edad de 104 años. Más de 200.000 personas asistieron hace dos meses al funeral del agente, de quien se creía que tenía poderes ocultos.

Las autoridades ordenaron el cierre del mercado de amuletos tras la muerte de la mujer. «La fiebre por el amuleto Jatukam Ramathep ha crecido en todo el territorio nacional, pero muchos de los que lo compran son especuladores», explicó Suriyon.