.

El director de la Dirección de Investigación de la Comisión Europea opina que la industria farmacéutica “está desapareciendo en Europa”.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

España tiene que hacer un esfuerzo para invertir más en investigación en salud si pretende llegar al compromiso asumido con los Jefes de Estado de la Unión Europea en el 2002, y llegar al 3 por ciento del presupuesto total en el área para el 2010, según dijo hoy el director de Salud de la Dirección General de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Comisión Europea, Octavi Quintana Trías.

“No vamos a llegar a hacer cambios importantes en España si no se invierte más”, sostiene el especialista que además apunta que en Europa existen problemas como la fragmentación y falta relativa de inversión con respecto a los principales competidores, como Estados Unidos.

Además, consideró hoy en el marco de la conferencia organizada por PricewaterhouseCoopers, que España debe prever cómo absorber el aumento de los recursos. Es que “un 3 por ciento para la investigación representaría la necesidad de 700.000 investigadores más”, lo que exige “una planificación a largo plazo”.

Quintana Trías enfatiza que tanto en Europa como en España, “invertir no es una opción”, sino que es “la única opción”. Es que el continente “no tiene recursos naturales” y no puede competir en salarios bajos ni en manufacturas, por lo que si no se destinan fondos al conocimiento, el desarrollo quedaría reducido al turismo.

En una reseña de los problemas por los que atraviesa actualmente Europa en cuanto al progreso científico en el área de salud, el especialista señala la dificultad para “llegar al mercado”, una “colosal” fragmentación del sistema y de “colaboración internacional”, que es “un instrumento magnífico para intentar tener un espacio común”.

EL PROGRAMA.

Quintana Trías expuso los alcances y objetivos del 7º Programa Marco de Investigación que tiene en marcha la Unión Europea para proyectos de conocimiento en salud.

El mismo dispone de un presupuesto total de 53 mil millones de euros hasta el 2013, para financiar investigaciones básicas y aplicadas con el objetivo de mejorar la salud, promover su incursión en el mercado, y disminuir la brecha “90/10”, ya que para el 90 por ciento de las enfermedades del mundo, sólo se destina un 10 por ciento de indagación.

Biotecnología; la traslación desde el nivel básico al pre clínico y los clínicos; y la aplicación de lo estudiado a la práctica, son los tres tópicos que pueden recibir financiación de la Unión Europea. Los requisitos, que se encuentran en la web “ec.europa.eu”, tienen que ver con la aprobación de una evaluación ética, y que las presentaciones no superen 20 páginas ni el presupuesto estipulado.

Fundamentalmente, el programa se propone fomentar el desarrollo de la industria farmacéutica que, según Quintana Trías, “está desapareciendo en Europa porque el desarrollo de los medicamentos es cada vez más complicado”.