.

ESTRASBURGO, 25 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlamento Europeo aprobó hoy un polémico reglamento que sienta las bases del uso y el registro de los medicamentos de terapia avanzada –con gran potencial para el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer, el cáncer, las distrofias musculares o las quemaduras graves– con el objetivo de garantizar su seguridad y apoyar el desarrollo de la industria biotecnológica europea.

La nueva norma, cuya entrada en vigor está prevista para mediados de 2008 tras recibir el visto bueno de los 27, no interferirá en las decisiones internas de cada Estado miembro de permitir o no el uso de células madre embrionarias. Algunos eurodiputados presentaron enmiendas para prohibir el uso de células madre en estas terapias pero fueron rechazadas por el pleno.

«Este reglamento liberará el potencial de innovación de la UE, en manos en gran parte de las pequeñas y medianas empresas, respetando al mismo tiempo las decisiones de los Estados miembros sobre las cuestiones de ética», destacó el vicepresidente de la Comisión y responsable de Industria y Empresa, Gúnter Verheugen.

La norma prevé un procedimiento centralizado de autorización de comercialización y la creación de un nuevo Comité de Terapias Avanzadas (CAT) en el seno de la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA). La EMEA deberá consultar al CAT sobe la evaluación de los datos relativos a los medicamentos de terapia avanzada.

Sus objetivos son además garantizar en la Comunidad un elevado nivel de protección de la salud a los pacientes tratados mediante terapias avanzadas, fomentar la competitividad de las empresas europeas que trabajan en este terreno y conceder incentivos financieros específicos y asistencia administrativa a las pequeñas y medianas empresas.