.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Cada año se producen en España unos 80.000 nuevos casos de enfermedades profesionales, principalmente musculoesqueléticas, de la piel y pérdidas auditivas, según destacó hoy la coordinadora del programa de Salud Laboral, Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Gerry Eijkemans, en una jornada del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social celebrada en Madrid con motivo del Día Mundial de la Salud Laboral que se conmemora mañana.

De este modo, esta experta señaló que más de la mitad de los europeos sufren problemas musculoesqueléticos o estrés por sus condiciones laborales, si bien tan sólo un 15 por ciento se beneficia de medidas para prevenirlas.

En España, la enfermedad contraída por exposiciones a sustancias cancerígenas en horario laboral ocasiona la muerte de 16.000 trabajadores al año, mientras que el amianto se cobra unas 100.000 vidas al año y el uso de plaguicidas, 70.000. Por otro lado, se estima más de 7.000 trabajadores sufren cada año una enfermedad mental provocada por sus condiciones laborales, según datos del Observatorio de la Agencia Europea para la Seguridad y el Trabajo de la Comisión Europea presentados hoy.

En lo relativo al estrés, se estima que causa más del 10 por ciento de las bajas laborales dentro de una organización, siendo más de 2,5 millones de personas los que sufren ansiedad a causa del trabajo y en torno a un 15 y un 30 por ciento de los trabajadores tendrán algún tipo de problema de salud mental durante su vida laboral.

En cuanto al «mobbing» o acoso moral en el trabajo, las estimaciones apuntan a que lo padece entre un 5 y un 10 por ciento de los trabajadores españoles, lo que cuesta a la sociedad más de 90 millones de euros por bajas o invalidez profesional. Sobre este asunto, el director de este observatorio, Eusebio Rial, recomendó elaborar políticas de prevención y tratamiento de acoso.

NECESIDAD DE MÉDICOS DEL TRABAJO.

Para ello, el diputado del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Alberto Fidalgo, reconoció que en España es necesario ampliar la oferta de médicos del trabajo –en la actualidad hay unos 4.000 especialistas–, aunque remarcó que el déficit de profesionales sanitarios existe a todos los niveles.

Por su parte, el diputado «popular», Julio Sánchez Fierro, recordó la importancia de haber aprobado un cuadro de enfermedades profesionales en España «mejorando incluso el listado común propuesto por Europa». Del mismo modo, pidió que estas actuaciones se deben complementar con guías clínicas elaboradas para que los propios médicos puedan detectar el riesgo de tener una enfermedad de este tipo.

En este sentido, Gerry Eijkemans también insistió en que los esfuerzos se deben centrar en la prevención de las enfermedades en un marco más amplio, en el que también son importantes otras medidas relacionadas con la formación y la prevención en riesgos laborales.