.

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado el programa «Nueve soluciones para la seguridad de los enfermos», con el objetivo de reducir los errores médicos que se producen durante la atención primaria y que cada año afectan a millones de personas en todo el mundo. Según destacó la directora general de dicha entidad, Margaret Chan, uno de cada diez pacientes sufre algún tipo de daño relacionado con este tema, por lo que con esta medida se podrá mejorar la atención en los tratamientos a los enfermos.

Las condiciones del programa han sido probadas ya en diferentes países, dando como resultado una disminución importante de los daños provocados por una asistencia médica primaria inadecuada, según informó la OMS en un comunicado.

Entre las nueve soluciones, la OMS propone unificar el nombre de los medicamentos, conseguir una mejor identificación de los pacientes, darles el tratamiento necesario cuando sea necesario, y mejorar la higiene del personal sanitario y del material que usan.

De este modo, destaca que los profesionales deben fijarse bien en los medicamentos prescritos en el caso de que existan fármacos con nombres similares, asegurarse de que los pacientes están correctamente identificados y mejorar la higiene de manos para prevenir infecciones.

Asimismo, la OMS recomienda mejorar la comunicación y asegurarse con precisión de la medicación que toman los pacientes, insistiendo en la necesidad de controlar cuidadosamente las soluciones concentradas de electrolitos, evitar las desconexiones de catéteres y otros tubos, usar dispositivos de inyecciones de un solo uso y asegurarse de que el procedimiento que se realiza es en el lado correcto del cuerpo.

A juicio de esta entidad, las intervenciones defectuosas son «poco frecuentes pero no extrañas», ya que las inyecciones no seguras, con reutilización de material desechable no esterilizado, son muy habituales en zonas del sur de Asia, Oriente Medio y Pacífico Occidental.