.

Los médicos de familia reclaman potenciar la información y el acceso de los jóvenes a los métodos anticonceptivos

MÁLAGA, 9 (EUROPA PRESS)

La demanda de anticoncepción post-coital en los centros de salud de Andalucía se duplicó en los últimos cinco años, pasando de 26.000 peticiones atendidas en el 2001 a cerca de 67.000 en el pasado ejercicio 2006, según se desprendió en el Congreso Andaluz de Medicina de Familia que se celebró hasta hoy en Málaga.

Los médicos de familia debatieron los nuevos retos en anticoncepción, motivados por los cambios demográficos y sociológicos experimentados en las usuarias potenciales de estos servicios en Andalucía, especialmente la incorporación de mujeres inmigrantes y las demandas específicas de las adolescentes y jóvenes.

Así, consideraron que estos cambios en la demanda asistencial conllevan “replantear las consultas de anticoncepción en los centros de salud”, según explicaron desde la organización del congreso en un comunicado.

De hecho, las mujeres inmigrantes son, junto con las chicas adolescentes y jóvenes, las que más demandan la anticoncepción post-coital, al igual que las solicitudes de interrupción voluntaria del embarazo.

Por otro lado, incidieron en que estudios científicos más recientes han demostrado que la “mal denominada “píldora del día después””, la anticoncepción post-coital, “obtiene resultados óptimos hasta cinco días después del coito, por lo que no debe ser necesariamente prescrita en el plazo de tres días, como se ha pensado durante mucho tiempo”.

De igual modo, uno de los métodos anticonceptivos que más demandan las mujeres inmigrantes es el implante subcutáneo anticonceptivo, por la comodidad que les supone no tener que recordar que deben tomarse una píldora cada día, siendo un método seguro y cómodo.

En cuanto a las adolescentes, entendieron que el preservativo sigue siendo el método anticonceptivo más recomendable, porque demás de evitar embarazos no deseados les protege de enfermedades de transmisión sexual.

No obstante, los médicos de familia consideraron que deben tomar conciencia de la importancia de usar correctamente el preservativo y otros métodos anticonceptivos, mientras que sentenciaron que se deben disminuir los tiempos de espera para dar una buena respuesta a las consultas.