.

MARBELLA (MÁLAGA), 10 (EUROPA PRESS)

La delegación de Marbella (Málaga) de la fundación «Water Angels», dedicada a la prevención de los ahogamientos de niños en piscinas, hará entrega esta tarde de 20.000 euros a la fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.

El colectivo decidió otorgar esta cantidad, que fue recaudada entre sus socios, a este hospital especialmente por su trabajo con las lesiones medulares producidas por zambullidas, según explicó el delegado en Marbella de «Water Angels», Alberto Bensusán.

La fundación la creó una familia irlandesa que, tras abrir un restaurante en España, perdió a su hijo en 2004 al ahogarse en una piscina, por lo que busca concienciar a la sociedad sobre este asunto.

Bensusán apuntó a Europa Press que ya el año pasado entregaron por primera vez 60.000 euros en Irlanda para una campaña para que los niños aprendan a nadar.

Además, realizarán medidas de concienciación en los aeropuertos de Málaga y Dublín, destinadas a los turistas, ya que «en las vacaciones hay que tener más precaución y no perder de vista a los niños», señaló.

Por su parte, desde la fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo recordaron que los ahogamientos son la tercera causa de muerte accidental entre los niños, denominándola el «asesino silencioso», porque el pequeño fallece sin que pueda alertar de su situación en unos 60 segundos.

Recordaron la labor del centro en la investigación en neurología, biología molecular, del sistema nervioso central y lesiones de medula espinal, contando con 60 investigadores. Además, trabajan, en el área de integración, en propiciar la accesibilidad.

La fundación también lleva a cabo campañas de prevención de accidentes, como de lesiones medulares por zambullidas, ya que al centro llegan anualmente entre 10 y 20 personas por esta causa, al zambullirse en el agua sin conocer su profundidad, provocando «lesiones muy altas y gran discapacidad», manifestaron.