.

La Federación Española de Donantes de Sangre lamenta que no haya políticas sociales para evitar que la donación de sangre se detenga

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

En España hacen falta 300.000 donaciones de sangre para que pueda considerarse un país autosuficiente, informó hoy el presidente de la Federación Española de Donantes de Sangre, Martín Manceñido Fuertes, en el marco de la celebración del Día Mundial del Donante de Sangre.

«Cada año importamos 200.000 litros de plasma porque nos faltan 300.000 donantes más, 300.000 donaciones más. Aunque hay que aclarar que solo Austria, Finlandia, Dinamarca y Suiza son autosostenibles», afirmó Manceñido. Según datos de esta fundación, España tiene un índice de donación de 38 por cada mil habitantes. «Lo ideal sería 43 por cada mil», dijo.

El año pasado, indicó el presidente de la Federación Española de Donantes de Sangre, se obtuvieron 1.660.000 donaciones, es decir más de un millón y medio de bolsas de sangre. «Hemos crecido, del 2005 al 2006, en un 1,60 por ciento, pero el consumo aumentó entre un 3 y un 4 por ciento. Cada día más enfermedades y patologías son susceptibles de ser tratadas con la sangre o los derivados de ésta», afirmó Manceñido. Los mayores consumidores, indicó, son los pacientes oncológicos y los trasplantes de órganos.

«En España se realizan 4.800 transfusiones de sangre cada 24 horas. Cada día 300 personas recuperan la salud o siguen viviendo gracias a la donación de sangre, como los pacientes oncológicos. Además, 24.000 vidas al años se salvan gracias a este acto».

GRAN DONANTE DE SANGRE.

Este año, durante el acto central del Día Mundial del Donante de Sangre, la Federación otorgó el premio Gran Donante de Sangre a 304 españoles que, en el caso de los hombres, alcanzaron las 75 donaciones y en el de las mujeres, las 60. «Para eso hay que estar 20, 30 o 40 años donando y tener muy buena salud. Además, recuerden que cada año se puede donar como máximo 4 veces los hombres y 3 las mujeres», expresó Manceñido. La Federación Internacional de Donantes de Sangre, La Federación Internacional de Cruz Roja y Media Luna Roja y la Sociedad Internacional de Trasfusión Sanguínea, junto con la OMS, decidieron hace cuatro años que se definiera un día para reconocer y homenajear lo hecho por los donantes de sangre y se instauró el 14 de junio como el «Día Mundial del Donante de Sangre».

«Esta es una jornada para celebrar ese regalo de la vida y para la vida que es la sangre», opinó Manceñido, quien recordó que en España se celebra desde hace 20 años este día y los cuatro últimos siempre el 14 de junio. Agregó que desde la federación que él preside se fomenta la donación y también se representa a los donantes como colectivo social y miembros de una asociación.

«La donación es voluntaria y altruista y se necesita de la participación social, porque no es una cuestión de dinero o de los médicos, sino de la sociedad», afirmó.

Agregó el presidente de la Federación Española de Donantes de Sangre que le sorprende que no haya políticas sociales adecuadas para evitar que la donación de sangre se detenga. «Estamos un poco decepcionados de que se pase de largo por los 2.023.000 socios activos que tenemos. Somos la mayor ONG de España. Es increíble que no tengamos un estatuto del Donante de Sangre, pero esta semana CIU presentará una propuesta de ley en el Congreso de los Diputados», dijo.