.

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Hoy entra en vigor el Reglamento Sanitario Internacional revisado (RSI), que consta de un conjunto integral y verificado de reglas y procedimientos que contribuirán a que el mundo esté “más protegido de las amenazas sanitarias mundiales”, informó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En concreto, el nuevo reglamento, que fue adoptado por la Asamblea Mundial de la Salud en 2005, representa “un gran paso hacia la seguridad sanitaria internacional” y establece un marco acordado de compromisos y responsabilidades para que los Estados y la OMS procuren limitar la propagación internacional de epidemias y otras emergencias de salud pública con un mínimo de perturbaciones para los viajeros, el comercio y la economía.

Así, los Estados deberán notificar todo evento que pudiera dar lugar a una emergencia de salud pública de importancia internacional, incluidos los causados por agentes químicos, material radiactivo o alimentos contaminados.

Además, la experiencia de los últimos años indica que ningún país puede protegerse por sí solo de enfermedades y otras amenazas de salud pública, y que todos los países son vulnerables a la propagación de agentes patógenos y sus repercusiones políticas, económicas y sociales, aseguró la OMS.

Así, por ejemplo, la aparición del SRAS en 2003 puso de relieve el grado de interconexión del mundo y la rapidez con la cual puede propagarse una nueva enfermedad, y esa vulnerabilidad común también generó la necesidad de defensas colectivas y de una responsabilidad compartida para que dichas defensas sean eficaces. Según la OMS, ése es el principio fundamental del Reglamento Sanitario Internacional.

“La aplicación del RSI es una responsabilidad colectiva y depende de la capacidad de todos los países para cumplir los nuevos requisitos”, aseguró el subdirector general de la OMS para Enfermedades Transmisibles, el doctor David Heymann.

El 15 de junio la OMS procederá al primer ejercicio de puesta a punto de sus preparativos de conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional revisado. Así, se pondrán a prueba procedimientos nuevos para recibir la información sobre emergencias de salud pública potenciales, analizarla y responder a ella, explicó la OMS.

Este ejercicio es el primero de una serie cuyo objetivo es poner a prueba y mejorar los mecanismos implantados en los Estados Miembros, entre estos últimos y en diferentes niveles de la OMS.