.

TORONTO, 18 (EP/AP)

Las nuevas normas internacionales sobre salud obligarán a los países a dar más información sobre los brotes de ciertas enfermedades que puedan producirse y, por lo tanto, conducirán a una mayor franqueza y a una mejora de la seguridad sanitaria pública, afirmó el domingo uno de los responsables de la Organización Mundial de la Salud (OMS), David Heymann.

Heymann, el máximo responsable de la OMS en el ámbito de la gripe aviar, aseguró que las Normas Internacionales de Salud, que entrarán en vigor el 15 de junio, modificarán la manera en que se gestionan las enfermedades infecciosas a nivel internacional.

«Hemos sido capaces de cambiar las normas. Los países ahora entienden que no se pueden esconder las enfermedades infecciosas y que lo honrado es informar, incluso si cuesta dinero», dijo Haymann.

Estas nuevas normas requieren que los países notifiquen a la OMS todos los hechos que puedan constituir una emergencia sanitaria pública susceptible de generar una preocupación a nivel internacional. También ponen en marcha diversas actividades de control y de inspección en algunos aeropuertos y puertos internacionales y zonas fronterizas para prevenir que las enfermedades puedan extenderse.

Las nuevas normas, aprobadas por los 193 miembros de la OMS, aumentan el número de enfermedades sobre las que deben informar los países, que antes eran sólo tres: la fiebre amarilla, el cólera y la peste.