.

Los comercios especializados son los que más han subido fruta, verdura y pescado

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Los hipermercados son el formato comercial que más ha subido el precio de la alimentación envasada y de la droguería en el último año, por encima del resto de establecimientos, mientras que el comercio especializado es el que ha aplicado los mayores aumentos de precios en fruta y verdura, así como en pescado.

Así se desprende del informe sobre los precios de la distribución presentado hoy por el director general de Política Comercial del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Ignacio Cruz Roche, que se ha realizado sobre una muestra de 1.470 establecimientos, 113 productos y 64.371 precios en abril de 2007 respecto mayo del año anterior.

Concretamente, los hipermercados han encarecido la alimentación envasada un 2% y la droguería un 11,5% en este periodo, mientras que el comercio especializado vende la fruta y la verdura un 7,9% más cara y el pescado un 4,6%. En los mercados municipales, la carne ha subido un 8,6%.

En el polo opuesto, los grandes supermercados son el establecimiento que más ha bajado el precio del pescado (-1,7%) en los últimos doce meses, aunque este producto también ha bajado en los supermercados medianos (-1,6%), en los pequeños (-0,8%) y en los hipermercados (-0,8%).

El responsable de Comercio eludió precisar qué formato comercial refleja un mejor comportamiento en precios en un año o cuál resulta más económico en general para llenar la cesta de la compra, e insistió en que el consumidor que más ahorra es el que adquiere productos en los distintos formatos y no se suministra de uno solo.

Así, insistió en que los hipermercados presentan en la actualidad los precios más bajos en pescadería, alimentación envasada y droguería, mientras que el comercio especializado es el más competitivo en frutas, verduras y carnes. Por tipos de producto, los perecederos presentan una mayor dispersión en cada tipo de tienda.

Por su parte, el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense, Javier Casares, expresó su optimismo sobre los efectos de este estudio de precios en la transparencia del mercado y lo vinculó directamente a promociones de frutas y verduras llevadas a cabo por establecimientos “de tamaño mediano y grande”.

Ambos responsables resaltaron la tendencia al acercamiento de precios entre los diferentes formatos que compiten en la distribución de productos de bienes de consumo diario, si bien incidieron en que “el consumidor multiformato” es el que más ahorra. SALAMANCA Y SAN SEBASTIAN.

Con independencia del tipo de establecimiento al que se acuda para llenar la nevera, los precios de las familias de producto varían en cada ciudad. Salamanca cuenta con los precios medios más bajos en frutas, verduras y pescados; Huesca en carnes; Valencia en alimentación envasada y Tenerife en droguería.

Por el contrario, el consumidor de San Sebastián es el que más paga tanto por la fruta, como por la verdura, la carne y la alimentación envasada; mientras que Las Palmas y Castellón son las ciudades con precios medios más altos en pescados y droguería, respectivamente.