.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos consiguieron hoy ocho becas por un valor total de 3,4 millones de dólares (unos 2,49 millones de euros) para desarrollar nuevas tecnologías que faciliten la investigación genética del cáncer en el marco de un proyecto piloto que tiene como objetivo final el diseño de un verdadero atlas genómico del cáncer, según informaron hoy los Institutos en un comunicado.

El Instituto Nacional del Cancer (NCI, por sus siglas en inglés) y el Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano (NHGRI, siglas en inglés), ambos del NIH, lanzaron este proyecto piloto –conocido como TCGA por sus siglas en inglés– en diciembre de 2005.

Su objetivo era realizar una investigación sistemática a gran escala para identificar los cambios que se producen en la estructura de las células cancerígenas basándose en el estudio del tumor de cerebro, el de ovarios y el de pulmón, cánceres que juntos generan más de 200.000 nuevos casos cada año en Estados Unidos. Los datos conseguidos por el estudio tienen que servir en un futuro a los investigadores para desarrollar una nueva y mejorada estrategia para detectar, tratar y en última instancia, prevenir el cáncer.

Según el director del Instituto Nacional del Cancer, John E. Niederhunber, “además de la información genómica detallada que pueda generar” este proyecto piloto, los investigadores confían en que el TCGA pueda también “suponer un avance en el desarrollo tecnológica y abaratar sus costes”. “Nuestro mayor reto será aplicar la información que consigamos con el TCGA sobre tumores”, aseveró.

Entre las instituciones que donaron las ayudas destacan el Colegio de Medicina Baylor, en Houston, que aportó 413.000 dólares (unos 303.000 euros); el Instituto de Investigación Beckman, de California, con unos 465.000 dólares (unos 340.000 euros) o la Universidad Columbia en Nueva York, con 800.000 dólares, unos 580.000 euros.