.

SANTANDER, 14 (EUROPA PRESS)

La Policía Local de Santander se incautó ayer 71 tubos de pasta de dientes que, por sus características, podrían contener elementos perjudiciales para la salud y que estaban expuestos para su venta al público en un establecimiento de la calle Los Escalantes.

En los últimos días, el caso de la venta al público de dentífricos susceptibles de contener dietilenglicol, un disolvente industrial no apto para el consumo humano, utilizado como sustituto de la glicerina que en dosis altas es tóxico, ha estallado en varias comunidades autónomas españolas y en otros países de la unión Europea, como Gran Bretaña.

En Cantabria, la primera voz de alarma se dio por el PP de Torrelavega, que denunció la existencia de hasta cuatro marcas diferentes de dentífricos con componentes tóxicos a la venta en bazares chinos. En este caso, las marcas detectadas fueron Pepsodent, fabricada en Ghana; Colgate, fabricada en Sudáfrica; Closeup, fabricada en Indonesia, y Closeup Chocoloco, de procedencia filipina