.

BARCELONA, 23 (EUROPA PRESS)

La Conselleria de Salud activó esta mañana el protocolo de emergencias para que los hospitales de Barcelona funcionen con relativa normalidad pese al gran apagón eléctrico que sufrió la capital catalana.

Los únicos hospitales afectados de la ciudad fueron los del Sagrat Cor, Clínic, Sant Pau y Esperança. Las unidades críticas de estos centros funcionaron con normalidad mediante los grupos electrógenos para garantizar la seguridad y la vida de los pacientes ingresados.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) se encarga de la coordinación y redireccionamiento de los enfermos críticos a los centros que funcionan con normalidad, como los del Mar, Vall d»Hebron, Sant Joan de Déu o Bellvitge.

Además, Fecsa Endesa ha puesto grupos electrógenos suplementarios a disposición de los centros afectados.

De hecho se ha constituido un comité de crisis de coordinación formado por el SEM, los directores de urgencias de los hospitales de Barcelona y su entorno, el Consorcio Hospitalario de Barcelona y la propia Conselleria.