.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La Comunidad aconseja llevar, entre otras medidas, un pequeño botiquín y un móvil en los viajes estivales con el fin de evitar percances y hacer frente a primeros auxilios para afrontar así, las situaciones imprevistas y poder contar con la atención eficaz y rápida de los servicios.

Así, la Consejería de Presidencia e Interior recuerda que desde cualquier punto de la Unión Europea está operativo el teléfono de emergencias 112 y recomienda, llevar un pequeño botiquín con recursos básicos, como gasas, esparadrapo, pinzas, tijeras, agua oxigenada, pastillas contra el mareo, antidiarreicos, repelente contra insectos, protector solar y jabón antibacteriano.

En caso de tratarse de personas con problemas de alergia, es necesario disponer de algún antihistamínico, pues estos elementos básicos, racionalmente distribuidos, ocupan escaso espacio y se pueden tener a mano en el coche, en la mochila o en un bolso.

Asimismo, es conveniente tener siempre a mano una guía práctica de primeros auxilios para hacer frente a cualquier eventualidad que pueda surgir, ya que con este material cualquier persona puede tomar las primeras medidas recomendadas para pequeños accidentes como heridas leves, rozaduras, magulladuras, picaduras de insectos, diarreas, etc.

Aún así, siempre que ocurra cualquier contratiempo, es necesario llamar al teléfono de emergencia 112 desde cualquier punto en el que se encuentre el viajero, ya que el territorio español y los países de la Comunidad Europea están cubiertos ya por este sistema de emergencia y protecciónal ciudadano.

Al mismo tiempo, la Consejería de Presidencia e Interior considera fundamental avisar si se ha sido testigo de cualquier tipo de accidente y nunca dar por hecho que ya han alertado del mismo otras personas. Por este motivo, es imprescindible revisar siempre que las baterías están recargadas.

En caso de que se marque el 112, es fundamental decir primero el lugar donde se encuentra con el mayor número de datos posibles que conozca, como carretera o pueblo más cercano o cualquier elemento del paisaje que pueda ser distintivo para ser localizado con la máxima rapidez.

Por último se ha de comunicar el motivo de la llamada y, a continuación, responder a las preguntas del operador. De este modo, en caso de que se corte la comunicación, los servicios de emergencia ya tendrán datos suficientes para iniciar una localización y ponerse en marcha independientemente del incidente de que se trate.