.

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente del Instituto de Política Familiar (IPF), Eduardo Hertfelder de Adecoa, manifestó que «la conciliación de la vida laboral y familiar es todavía muy deficitaria en España» y defendió los «beneficios» que aporta, tanto a las empresas como a la sociedad, tener horarios conciliadores.

Hertfelder de Adecoa realizó estas declaraciones a Europa Press en relación con la publicación de un estudio encargado por Cátenon Worldwide Executive Search que «suspende» a las empresas y el Gobierno español en materia de conciliación. El informe refleja que sólo una de cada diez empresas ofrece horarios flexibles, medida que demandan tres de cada cuatro trabajadores.

«Mientras en el resto de Europa se han dado cuenta de las funciones sociales que cumple la familia y de los beneficios que reporta a la sociedad y a las empresas una armonía entre vida laboral y familiar, habiendo implementado medidas encaminadas a tal en fin, en España todavía seguimos a años luz del resto de Europa», señaló Hertfelder de Adecoa.

Asimismo, indicó que «las empresas y las administraciones en España todavía no creen en la familia», ya que, dijo, «siguen considerando a ésta como un obstáculo más que un beneficio».

Del mismo modo, destacó que las políticas de las compañías y administraciones «se han realizado teniendo en cuenta exclusivamente al individuo y su productividad y no teniendo en cuenta a la persona y sus relaciones interfamiliares». «Seguimos inmersos en una cultura individualista y economicista y no con perspectiva de familia», sentenció.

En esta misma línea, Hertfelder de Adecoa aseguró que en España no se ha hecho «una verdadera política familiar» y que ambas organizaciones se han contentado, «en la mayoría de los casos», «con medidas de aisladas e insuficientes». «Son más medidas de parcheo y/o electoralistas que de una auténtica política familiar y de conciliación. Son medidas sin voluntad política de procurara una conciliación», agregó.

Finalmente, el presidente del Instituto de Política Familiar afirmó que «es necesario una rectificación drástica» y añadió que «apostar por la familia es una inversión y no un gasto». «Apostar por la familia es apostar por la sociedad», concluyó.