.

Un responsable de la cadena en estos países lanza un mensaje de tranquilidad al asegurar que a la zona han llegado muy pocas unidades

SINGAPUR, 3 (EP/AP)

El fabricante estadounidense de la industria juguetera Mattel –que esta semana anunciaba la retirada de más de 1,5 millones de productos del mercado de EEUU vendidos bajo su marca Fisher Prices por contener pinturas con exceso de plomo– adelantó hoy que continúa retirando juguetes en algunos países asiáticos por esta misma causa.

La acción es parte de la campaña mundial anunciada este miércoles por la subsidiaria de Mattel que implica la retirada de más de 967.000 juguetes infantiles fabricados en plástico por un proveedor chino y vendidos en Estados Unidos entre mayo y agosto.

Esta retirada afecta a 83 tipos de juguetes, algunos tan populares en Estados Unidos como Elmo de Barrio Sésamo, entre otros. Seis de estos modelos se han retirado en Filipinas, cuatro en Singapur, tres en Malasia y uno en Indonesia, según explicó hoy en Kuala Lumpur la responsable de Comercialización de Mattel en Asia, Cheok Ching Won.

«Hemos informado ya a todos nuestros minoristas en la región, en los países en donde se han detectado los productos afectados, y todos ellos han sido ya retirados de los estantes», explicó Cheok, que recalcó que el impacto de esta retirada en Asia es «limitado».

«En estos países la distribución de estos juguetes supone una fracción muy pequeña del total, porque nuestros juguetes han llegado en cantidades muy pequeñas», según esta responsable, que no pudo precisar cuántos juguetes exáctamente fueron retirados en Asia, sólo que menos de 500 unidades fueron interceptadas de almacenes de Malasia, por ejemplo y en Singapur, en concreto en las tiendas «Toys R Us», también han sido ya retirados de la venta.

Todos ellos fueron fabricados por este proveedor chino entre el 19 de abril y el 6 de julio, según sus datos. Otros países asiáticos, como Tailandia, Vietnam, Corea, o China no se han visto afectados. En los «Toys R Us» de Hong Kong y Taiwán apenas una decena de ellos han sido retirados, pero «sólo como medida de precaución».

Fisher-Price dijo el miércoles que el problema fue detectado en una revisión rutinaria interna de la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos, que recomendó a los padres que mantuvieran los juguetes fuera del alcance de los menores y contactaran con la empresa.

Esta misma mañana Mattel se disculpó de nuevo con los clientes afectados y adelantó que la retirada de los productos repercutirá de forma importante en sus beneficios, al ser uno de los fabricantes de juguetes más grandes del mundo, con un gasto de unos 22 millones de dólares –16 millones de euros–.

La compañía también señaló que no tiene constancia de ninguna otra partida adicional más relacionada con el exceso de plomo en sus pinturas, aunque no puede garantizar que se localicen más ediciones que no aún no hayan sido identificadas.