.

LAREDO, 17 (EUROPA PRESS)

El médico de Familia del centro de salud Sillería, de Toledo, Francisco Javier Alonso, consideró ayer, 16 de agosto, que “en algunos casos” los médicos de Familia deberían tener más acceso a pruebas diagnósticas, como la ecocardiografía, para “seguir mejor la evolución del paciente”.

Así, el médico, que participó en el curso “Puesta al día en Atención Primaria” de la Universidad de Cantabria (UC), se refirió a las pruebas que “estén justificadas”, como la resonancia magnética, las biopsias y “determinadas pruebas anatomopatológicas”, que serían necesarias para evitar “derivar al paciente a un especialista para que éste, a su vez, las pida”.

En las consultas de Atención Primaria se resuelven, según Alonso, “el 90 por ciento de los problemas de salud”, debido a que constituyen “la puerta de entrada a todo el sistema sanitario”. El médico de Familia, en opinión de Francisco Javier Alonso, “se ayuda de pruebas diagnósticas en muchos casos sencillas, pero que dan mucha información y tienen una especificidad bastante alta”.