.

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El 71% de los trabajadores reconoce tener dificultades a la hora de reincorporarse a la actividad laboral después de disfrutar de las vacaciones de verano, momento en el casi el mismo porcentaje (69%) aprovecha para plantearse nuevos retos tanto personales como profesionales.

Así lo revela una encuesta realizada por Alta Gestión, compañía de recursos humanos perteneciente a HumanGroup, entre sus propios trabajadores. Los datos del estudio reflejan además que más de la mitad de los encuestados (el 52%) logra «desconectar» de su trabajo desde el primer día de vacaciones. La duración media de éstas es de unas dos semanas, superándose este tiempo en el 44% de los casos.

La vuelta al trabajo es dura para muchos trabajadores, que llegan incluso a sufrir situaciones de estrés tras su reincorporación a la actividad laboral. De hecho, el 46% de los empleados entrevistados para este estudio declaran sentirse deprimidos en esta época del año.

Las situaciones más difíciles para aquellas personas que dicen sentirse deprimidas al regresar al trabajo tras las vacaciones son la vuelta a la rutina diaria, con un 43% de respuestas, y volver a ajustarse a un horario laboral (19%).

Según Alta Gestión, otras situaciones que dificultan la vuelta a la actividad laboral son la relación con los compañeros de trabajo o con el jefe, el trasporte y el tráfico.

HORARIOS FLEXIBLES PARA MITIGAR EL ESTRÉS.

El 41% de los empleados encuestados se muestra partidario de que la empresa ofrezca un horario flexible durante los primeros días de trabajo tras el periodo vacacional para mitigar el estrés y facilitar, en la medida de lo posible, la reincorporación al puesto de trabajo y la adaptación al entorno laboral.

Además de esta medida, y para ayudar a su reincorporación, los trabajadores apuestan por evitar que su regreso al trabajo se produzca un lunes, por partir las vacaciones en diversos periodos de tiempo a lo largo del año, y por recibir asistencia psicológica en caso de que fuera necesario.

Sin embargo, Alta Gestión precisa que la vuelta al trabajo no sólo se traduce en estrés y dificultades, pues la mayoría de los trabajadores entrevistados encuentra que éste es un momento idóneo para plantearse nuevos retos.

Así lo declaran el 69% de los empleados entrevistados, que dicen aprovechar el inicio del «nuevo curso» para completar su formación y poder abrir nuevos horizontes en el terreno profesional (24%), para aprender algún idioma (5%) o para comenzar a mantenerse en forma acudiendo al gimnasio (7%).

Otro de los retos que se plantean, en esta ocasión los fumadores, es abandonar su hábito de fumar. De hecho, un 44,2% del total de los fumadores se marca este objetivo. Además de estos planteamientos, los trabajadores encuestados buscan tras las vacaciones otros retos como cambiar de trabajo, ahorrar, retomar fuerzas para esforzarse más a nivel profesional, mejorar la alimentación, disfrutar más de la familia, viajar y ser más positivo.

Los trabajadores que se fijan más retos tras reincorporarse al trabajo tras el periodo vacacional son, con diferencia, los jóvenes de entre 25 y 34 años, que quieren continuar con su formación para ser más competitivos dentro de su empresa y en el conjunto del mercado laboral.