.

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

La Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética (SEMCC) ha advertido hoy que la mayoría de las «dietas milagro» implican un riesgo «inaceptable» para la salud ya que pueden provocar «graves deficiencias» de proteínas, vitaminas y minerales por su restricción en la cantidad y en la composición de sus contenidos calóricos.

La SEMCC se suma a la iniciativa tomada desde el Ministerio de Sanidad y Consumo, a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, para informar «ampliamente» a los usuarios sobre estas dietas y estimular el incremento de los controles sobre su publicidad, para lo cual se han editado unos trípticos que serán distribuidos en las consultas de sus más de 500 miembros, según informó hoy la entidad en un comunicado.

Todas estas dietas tienen en común la promesa de una «rápida» pérdida de peso sin «apenas» esfuerzo y son prescritas por personas «sin conocimientos científicos», buscando beneficios económicos más que la promoción de una alimentación sana y equilibrada, aseguraron desde la asociación.

Ante los problemas de sobrepeso, la SEMCC sostiene que «sólo un médico cualificado, capacitado y habilitado, puede realizar una evaluación, un diagnóstico concreto, una propuesta terapéutica justificada y finalmente el tratamiento procedente, del que además deberá hacer el seguimiento oportuno, y asumir y tratar las complicaciones que pudieran producirse».

Según el presidente de la SEMCC, el doctor J. Víctor García, «para perder 1 kilogramo de grasa por semana (que es lo que debe perderse) es preciso una reducción en el consumo calórico diario de 1.300 kilocalorías, y que para ello la alimentación debe ser suficiente, variada, equilibrada y agradable».

«La comida debe repartirse en 5 tomas diarias, escogiendo los azúcares complejos para el día y las proteínas para la noche. Además es aconsejable realizar ejercicio físico todos los días, durante 10-30 minutos, evitando los esfuerzos excesivos y no debiendo superar una frecuencia cardíaca igual al 70% de 220 menos la edad», añadió.

Las «dietas milagro» favorecen el efecto «rebote» o «yo-yo» al abandonarlas, ya que las personas que las siguen «no han aprendido a comer saludablemente» y tarde o temprano vuelven a las costumbres que les hicieron engordar.

El doctor García afirmó también que «se debe llegar al convencimiento de que el sobrepeso suele ser simple y desafortunadamente el resultado de unos hábitos equivocados mantenidos durante un tiempo prolongado: alimentación inadecuada y abandono de la práctica habitual de actividad física».

Estas dietas pueden provocar efectos psicológicos negativos como la «obsesión» por determinados alimentos clasificados como «prohibidos», que puede desencadenar en trastornos del comportamiento alimentario (anorexia y bulimia) de mayor gravedad que el exceso de peso que se pretendía corregir en un principio.

«La reducción de peso que buscamos depende fundamentalmente de nuestra voluntad, con el cumplimiento de nuevos y adecuados hábitos, pero no a corto plazo, sino que habremos de estar dispuestos a cumplirlos de por vida», concluyó el doctor.