.

FERROL, 3 (EUROPA PRESS)

La conselleira de Sanidad de la Xunta, María José Rubio, aclaró hoy que no es «definitivo» ni «concluyente» el estudio que vincula con el fuel las afecciones respiratorias detectadas en las personas que recogieron chapapote en la crisis del Prestige.

«Hasta donde yo puedo decir y sé por los responsables del proyecto, con los datos que tenían hasta ahora esa reflexión no podía ser definitiva y no era concluyente», aseveró Rubio en respuesta a preguntas de los periodistas.

La conselleira de Sanidad aclaró que su departamento apoyará «todas las investigaciones» –y, en concreto, la que en la actualidad desarrolla la Universidad y el Hospital Juan Canalejo de A Coruña– que puedan aportar «luz» sobre las consecuencias de la manipulación del fuel del Prestige, «para poder saber en un futuro qué consecuencias tiene esa exposición».

De este modo, defendió la «solidez» y la «fiabilidad» de la investigación iniciada en A Coruña, aunque insistió en que será preciso avanzar en los datos obtenidos para poder concluir si las afecciones respiratorias detectadas «se derivan del trabajo con el fuel o a otro tipo de patologías».

De momento, y según fuentes de la consellería, la investigación continuará con los datos ya recabados. Por lo tanto, no se solicitarán nuevas pruebas médicas a marineros o voluntarios que trabajaron en la limpieza del fuel del Prestige en el año 2002.