.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT) manifestó hoy, tras la propuesta la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, de reformar el Bachillerato, su apoyo a la creación de «un Bachillerato más flexible», por considerar que éste permitirá «que un mayor número de alumnos alcancen los objetivos de esta etapa con una ordenación académica más adecuada a sus características personales», lo que redundará, confían, «en un menor abandono escolar».

Pese al ligero descenso del abandono escolar, que pasa de un 30,8 por ciento en el 2005 al 29,9 por ciento en el 2006, según los datos del Ministerio de Educación y Ciencia, FETE-UGT asevera que «esta cifra sigue siendo preocupante, puesto que sitúa a España en uno de los puestos más bajos de la Unión Europea».

Así, el sindicato señala en un comunicado que confía en que la puesta en marcha de las medidas pedagógicas previstas en la LOE, redunden en la mejora de esos resultados escolares. Asimismo, manifiesta que los 608.040 escolares inmigrantes, que representan un 8,4 por ciento del alumnado, «requieren en la mayoría de los casos un esfuerzo por parte de nuestro sistema educativo», así como «una integración adecuada, para lo cual las administraciones deben hacer un mayor esfuerzo en recursos y personal».

Además, añade el comunicado, «es necesario completar la labor educativa desarrollada por el profesorado, incorporando a los centros nuevos perfiles profesionales». En cualquier caso, el sindicato agradece «el esfuerzo que están realizando algunas administraciones educativas incorporando mayor número de docentes en este curso en que se pone en marcha la LOE». Por último, FETE-UGT exige a los gobiernos que «reconozcan y valoren la labor de los trabajadores de la enseñanza».