.

BARCELONA, 13 (EUROPA PRESS)

Nestlé presentó hoy al mercado español Nescafé Dolce Gusto, un nuevo producto para su gama de cafés solubles que permitirá la preparación de bebidas tanto calientes como frías mediante cápsulas monodosis, que, según el director general de Nestlé España, Laurent Freixe, permitirá a los consumidores tener un «coffee shop» en casa.

Durante la presentación, que tuvo lugar en la oficinas de Nestlé en Esplugues de Llobregat (Barcelona), Freixe aseguró que este nuevo sistema «revolucionará el mercado del café en casa» y que en 2010 la compañía espera alcanzar unas cifras de ventas en España de unas 600.000 cápsulas al año.

El director del negocio de cafés de Nestlé, José Pou, destacó que este nuevo producto en cápsulas es «totalmente complementario» al que la compañía ya comercializa bajo la marca de Nespresso, puesto que, según Pou, «son productos que van destinados a un público diferente: el primero está centrado en el gran consumidor y el segundo para clientes más especializados».

Para el desarrollo de Dolce Gusto, que desde el septiembre pasado ya está disponible en Alemania, Suiza, Reino Unido, y que durante este mes y el que viene llegará a Francia, Portugal, Italia y los países del Este de Europa, Nescafé ha colaborado con la marca de electrodomésticos Krups, la única que tendrá la patente para preparar los productos Dulce Gusto.

CADA TAZA TENDRÁ UN COSTE DE UNOS 27 CÉNTIMOS DE EURO.

Así, los precios de la cafetera oscilarán entre los 129 y los 149 euros, y el precio de cada taza variará según el tipo y la cantidad de cápsulas necesarias, «puesto que además de café, la máquina permitirá la incorporación de leche», señaló Freixe. Los precios irán de los 27 a los 50 céntimos de euros por cada taza preparada.

El lanzamiento, que estará acompañado por anuncios de televisión y una campaña de promoción en puntos de venta que será «la más importante de la historia de la compañía» –supondrá el 30% del presupuesto de promoción de la empresa en España–, incluirá cinco tipos de bebida: el expresso intenso o descafeinado, el cappuccino, el chococino y el latte machiato, y a medio plazo esperan desarrollar nuevas bebidas.

Los producto de Dolce Gusto estarán disponibles en las tiendas especializadas y en los establecimientos de gran consumo, lo que demuestra, según Pou, «la intención de la compañía de llegar a todos los consumidores».

En cifras, Nestlé espera que este producto tenga un valor de mercado en 2010 del 17%, mientras que calcula que el segmento del café en monodosis puede llegar al 30%.

Pou explicó que el segmento de dosis individuales creció un 156% en el último año, mientras que las máquinas exprés tienen un crecimiento anual del 17% y las de cápsulas han creció un 600% en tres años, lo que demuestra «la importancia que el sector del café en casa tiene en España».

Ante estas cifras, Freixe no quiso concretar si este nuevo producto supondrá una nueva planta de producción en Catalunya, pero aseguró que este punto está supeditado al éxito y a las ventas de Dolce Gusto.