.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Las condiciones climatológicas de este año podrían ocasionar que la gripe afecte a un número de personas mayor que en años anteriores, aproximadamente más del 25 por ciento de la población, informaron hoy expertos neumólogos en un comunicado.

En la temporada pasada, y según datos de la OMS, disminuyó el número de casos en el ámbito mundial y estos descensos hacen que la población pueda reducir su nivel de inmunidad. El doctor Leopoldo Sánchez Agudo, de la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (Neumomadrid), explicó que este fenómeno “puede deberse a las variaciones rápidas de temperatura”.

“La campaña de vacunación contra la gripe comenzó hace algunas semanas y la población está acudiendo a vacunarse. Sin embargo, hay muchas personas de los grupos de mayor riesgo que aún no han recibido su dosis”, destacó el neumólogo.

El especialista considera que es necesario facilitar el acceso a la vacuna contra la gripe, ya que actualmente los centros de vacunación se concentran en unos puntos “muy concretos, lo que ocasiona que haya largas colas y que las personas desistan”.

Al respecto, el médico opina que sería adecuado “diversificar los puntos de vacunación”, incluso potenciando la posibilidad de que la vacunación se hiciera inmediatamente antes de que los pacientes sean dados de alta en las salas de especialidades en las que hay enfermedades crónicas, como pueden ser neumología y cardiología. “Esto permitiría que en estos periodos concretos se pudiera ofrecer protección a un grupo vulnerable como son los pacientes con enfermedades respiratorias crónicas”, subrayó.

El doctor Sánchez Agudo explicó que los grupos más vulnerables son las personas mayores de 60 años, los pacientes con enfermedades crónicas y los profesionales que están en contacto con diversos núcleos de población como el personal sanitario o los profesores.

El neumólogo también describió que la gripe es una enfermedad que se puede contraer a cualquier edad y que puede ser seria, sobre todo en personas con determinados factores de riesgo. La repercusión de la gripe viene dada tanto por la propia enfermedad en sí –que habitualmente conlleva permanecer en cama de 5 a 7 días–, como por las complicaciones que puden surgir y el elevado número de personas que se ven afectadas durante un brote.

La mejor época para vacunarse frente a la gripe es durante los meses de octubre y noviembre. Pero vacunarse después de noviembre también puede ofrecer protección. En general, con una única inyección es suficiente, aunque en algunos casos puede ser necesario repetirla unos meses después.