.

VALENCIA, 16 (EUROPA PRESS)

El 62,4 por ciento de los juguetes mantienen su precio con respecto al año pasado, según un estudio elaborado por la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana (UCE), con motivo del inicio de la campaña navideña 2007-2008, para comprobar las variaciones de coste.

Para ello, según informó la organización en un comunicado, se ha comparado el precio que tenían 221 juguetes el año pasado y en 2007 en tres establecimientos, y se ha detectado que los precios este año se van a mantener. El 62,4% de los juguetes comparados mantienen el precio, frente al 19,5% que sufren un incremento y un 18,1% que bajan.

La UCE destacó también el porcentaje de descenso de los precios, ya que el 18,1% de los juguetes que reducen su precio lo hacen en un 19,1% de media, lo que supone un ahorro “importante”. En cuanto al 19,5% de los productos que incrementan su precio lo hacen en un 5,11% de media. La subida más importante, cifrada en un 23,2%, es la de la “Silla Modo” y la bajada más importante de un 50,25% de “Mi Taller de Madera”.

Además, la organización subrayó que, en estas fechas, algunos establecimientos llevan a cabo promociones con reducciones de precio al comprar un segundo juguete, por lo que en estos casos el ahorro es “mucho más importante llegando al 60% siempre y cuando se adquieran más de dos juguetes”.

La organización ha analizado todo tipo de juguetes, para menores de 3 años, muñecas, triciclos, construcciones, juegos de mesa o musicales. La UCE señala que, aunque normalmente el precio y lo que desee ese año el niño es lo que marca la elección, “nunca se debe olvidar que, ante todo, deben ser seguros”. Para ello, deben llevar la marca CE y se deben rechazar los juguetes que no la lleven y denunciarlo ante los organismos de consumo.

Asimismo, aconseja comprobar siempre que en el etiquetado del juguete debe figurar el nombre, razón social o marca del producto y la dirección del fabricante o su representante legal o importador y asegurarse siempre de que existe este etiquetado, y guardar el ticket de compra del juguete, ya que en el caso de que haya algún problema es importante tener estos datos para cualquier reclamación.

En el etiquetado también deben de figurar una serie de advertencias cuando sea necesario, como “no es conveniente para niños menores de tres años”; “Atención. Utilícese con equipo de protección” o “Atención. Utilizar sólo en agua donde el niño pueda permanecer de pie y bajo vigilancia”.

Asimismo, se debe tener en cuenta la edad mínima recomendada que indique ya que elegir un juguete apropiado a la edad del niño facilita su correcto uso por parte del pequeño, con lo que esto comporta para su seguridad física.