.

ZARAGOZA, 17 (EUROPA PRESS)

Los cocineros Carme Ruscalleda, Sergi Arola y Ferrán Adriá han recopilado en un libro recetas especiales para devolver el apetito a las personas que, sometidas a tratamientos oncológicos, padecen trastornos digestivos.

El libro que reúne estas recetas, “Alimentación y cáncer. Consejos prácticos”, está editado por la compañía de seguros DKV y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Los tratamientos de radioterapia y quimioterapia a los que debe someterse un enfermo de cáncer producen en el paciente efectos secundarios que afectan a su aparato digestivo.

Se producen entre otros trastornos, la pérdida de apetito, la alteración de los sentidos del gusto y del olfato, o problemas de nauseas y vómitos.

Esto se debe, según se explica en el libro de recetas, a que estas terapias son muy agresivas e inciden en la multiplicación de las células, ya que un cáncer es una multiplicación anómala de células que afecta a un determinado órgano.

Pero en el organismo existen células sanas que también se multiplican a gran velocidad por su propia naturaleza y que no son cancerígenas. Estas células también se ven afectadas por los tratamientos de radioterapia y quimioterapia.

Ejemplo de estas células son las localizadas en los folículos pilosos (donde nace el pelo) lo que provoca la caída del cabello, o las células situadas en el tejido que tapiza el interior del tubo digestivo, lo que provocan trastornos digestivos.

Estos efectos secundarios provocan que muchos pacientes se alimenten peor en un momento en el que una buena alimentación es fundamental para afrontar el tratamiento, con una dieta con gran aportación de hidratos de carbono, de frutas y verduras y con una aportación de proteínas importante para recuperarse mejor, y también con gran componente de calcio.

También tiene en cuenta el libro de recetas que los trastornos digestivos no son los mismos en todos los pacientes sino que dependen del tipo de tratamiento al que están sometidos, del grado y de otras cuestiones. Así que, los cocineros han realizado recetas con las características que debían de reunir para cada tipo de trastorno, asesorados por la AECC.

Por ejemplo, Carme Ruscalleda propone para un paciente que padece anorexia (perdida del apetito) a causa del tratamiento, una receta de “pastel de queso con gelatina de perejil”; Ferrán Adriá propone una receta de “caballa con pimientos del piquillo y queso fresco” para los que padecen alteración del gusto y del olfato; mientras que Arola propone una “ensalada de rúcola y queso ricota” para pacientes con problemas de nauseas.

Un total de 56 recetas componen el libro para ocho trastornos digestivos diferentes, acompañados también de consejos médicos y de hábitos alimenticios y sanitarios.