.

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El gasto por persona en alimentos y bebidas para consumir en el hogar se elevó a 1.355 euros el año pasado, de los que la mayor partida corresponde a carne y productos derivados (316 euros), según los últimos datos presentados hoy por el presidente de la empresa pública Mercasa, Javier de Paz.

En el presupuesto para llenar la cesta de la compra, que creció un 3,6% en el ejercicio 2006, también destaca el importe dedicado al pescado (195 euros), las frutas y hortalizas (118), los productos lácteos (104) y la leche (54). Los españoles visitan las tiendas de alimentación 17 veces al mes y pagan 16,9 euros de media cada vez para comprar 9,5 artículos de alimentación, aunque en los últimos años se percibe una tendencia clara de descenso en el número de visitas y, por tanto, un aumento en el gasto en cada una.

En total, el gasto en alimentación y bebidas 81.916 millones de euros el año pasado, lo que significa un incremento del 5,3% respecto al anterior, según la información aportada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Los hogares supusieron el 72,5% de este importe, con 59.360 millones de euros, mientras que los establecimientos de hostelería y restauración alcanzaron un gasto de 20.999 millones de euros, el 25% del total, y las instituciones, 1.557 millones (1,9%).

Los supermercados han aumentado progresivamente su participación en el mercado de la alimentación y ya copan el 45,4% del total, en detrimento, principalmente, de las tiendas tradicionales, que cuentan con una cuota del 28,8%.

El resto de formatos comerciales tienen una presencia menos notable: un 16,7% los hipermercados y un 9,1% los mercadillos y ventas por internet, de acuerdo con los datos que maneja la red española de mercados mayoristas.

No obstante, el informe refleja diferencias en la elección de los consumidores según el tipo de alimento, ya que la tienda tradicional sigue siendo el formato preferido para comprar perecederos (38,4%), mientras que supermercados e hipermercados lo son para la alimentación seca, con un 57,8% y un 24,4%, respectivamente. Las ventas netas de productos de las 31.847 empresas que integran la industria alimentaria ascendieron a 77.447 millones de euros en 2006, lo que supone un 6,3% más respecto a 2005, el 17,4% del total de ventas industriales y el 7,93% del Producto Interior Bruto (PIB) español.