.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 (EUROPA PRESS)

Un 46% de los niños en edad escolar reconoce que tiene miedo de ir al colegio por padecer algún tipo de maltrato o violencia por parte de sus compañeros de colegio o en el propio hogar y un 15% sufre algún tipo de acoso de forma habitual.

Así lo destaca una investigación de la Universidade de Santiago (USC) que recoge, además, que un tres por ciento de los escolares sufre casos de violencia escolar «grave».

Por ello, para evitarlo, la Unidad de Atención Temperá (UAT) de la USC ofrece tratamientos completos en las instalaciones situadas en los bajos de la antigua Facultad de Psicología desde hace más de 15 años para todas las personas interesadas.

Confusión, dificultad para concentrarse, miedo, ansiedad, depresión, hipersensibilidad a estímulos sensoriales e incluso náuseas o problemas respiratorios representan algunos de los síntomas que presentan estos menores.

Al respecto, los investigadores de la Unidad de Atención Temperá de la USC inciden en que ante algo traumático como el maltrato físico, emocional o sexual, «son comunes ciertas alteraciones cerebrales que les llevan a estar en una situación de alerta prolongada».

Este grupo pretende a través del juego obtener respuestas instintiva y motoras que ayuden a completar su desahogo emocional minimizar estos síntomas. Así, los profesionales de la UAT llevan a cabo todo tipo de actividades de descarga motora, experiencias de contacto y sensibilización o ejercicios de expresión narrativa que, en la mayor parte de los casos, lograron paliar los traumas.