.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Nutricia afirmó hoy que su portafolio de leches infantiles es la única gama de productos que cubre totalmente todos los niveles de alergia a la proteína de la leche de vaca. Además, la compañía «ofrece» la única fórmula con aminoácidos que se encuentra disponible a nivel mundial.

En un comunicado remitido hoy por Nutricia, el director global de Alergias de SHS Internacional, Jonathan Wogel, declaró que tanto su compañía como Nutricia, ambas divisiones de Royal Numico, tienen «un profundo conocimiento» del campo de la nutrición médica, con más de dos décadas de experiencia en la producción de fórmulas especializadas para la alergia a la leche de vaca.

Hasta la fecha, sin embargo, había una notable confusión en el diagnóstico y uso de alternativas a la leche de vaca. En este sentido, Wogel manifestó sentirse «orgulloso» de apoyar a la plataforma «Act Against Allergy» en esta iniciativa con el objetivo de establecer por fin un protocolo claro sobre la gestión de la alergia a la leche de vaca y ayudar a mejorar la calidad de vida de los niños que sufren esta patología, y la de sus familias.

INICIATIVAS CONTRA LA ALERGIA A LA LECHE.

La plataforma independiente «Act Against Allergy», compuesta por expertos internacionales en el campo de la alergia, ha realizado una guía avalada por Royal Numico, con el objetivo de aunar criterios de actuación ante la alergia a las proteínas de la leche de vaca en los primeros meses de vida, ofreciendo claras recomendaciones sobre cómo identificar y tratar la patología, así como dos algoritmos (uno para bebés alimentados con leche maternal y otro para bebés alimentados con fórmulas infantiles) en los que se ofrecen pautas para todas las etapas y niveles de gravedad de la enfermedad.

«Estas son las primeras guías prácticas para el diagnóstico y tratamiento de esta alergia, y están especialmente dirigidas a médicos de atención primaria y pediatras en general», indicó el presidente de la plataforma «Act Against Allergy», el profesor Yvan Vandenplas. «Estas recomendaciones ayudarán a acelerar el diagnóstico de la alergia a la proteína de la leche de vaca y a establecer el nivel de gravedad, pues una orientación clara sobre el tratamiento recomendado en cada etapa y aquellos que, contrariamente a lo que se cree, son desaconsejables en estos casos (como, por ejemplo, la leche de soja y otras fuentes alternativas de leche).

De hecho, la plataforma desaconseja en este documento el uso de la soja, especialmente en los lactantes menores de seis meses, debido al riesgo de intolerancia secundaria que puede presentarse en más de un 60 por ciento de los casos de niños con alergia a la proteína de la leche de vaca. Leches de oveja, cabra, búfalo, caballo o camello presentan incluso un mayor riesgo de reactividad cruzada, por lo que no se recomiendan en absoluto en niños con alergia a la leche de vaca. Incluso los sustitutivos de la leche basados en cereales, legumbres o frutos secos, como el arroz, la avena, el guisante o la leche de almendra, deben asimismo evitarse en lactantes y niños pequeños debido a su bajo perfil nutricional.

De esta forma, de acuerdo con el protocolo elaborado por la plataforma Act Against Allergy, las únicas alternativas recomendadas para el tratamiento efectivo de la alergia a la proteína de la leche de vaca son las fórmulas hipoalergénicas especializadas, denominadas F-EH (altamente hidrolizadas) y AAF (basadas en aminoácidos). El uso de fórmulas con aminoácidos está también recomendado en niños con sospecha de alergia a la leche de vaca (muestran problemas de desarrollo) con el fin de estabilizar rápidamente su desarrollo físico.