.

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El laboratorio médico Merck Sharp and Dohme (MSD) anunció hoy la autorización por parte de la Comisión Europea para el uso de «Isentress» (raltegravir) como tratamiento para infecciones por VIH-1 en combinación con otros antirretrovirales, en pacientes adultos previamente tratados con evidencias de replicación del virus a pesar del tratamiento antirretroviral (TAR) continuo, informó la compañía en un comunicado.

La decisión de la Comisión, que refleja la opinión positiva de la Agencia Europea del Medicamento (EMEA en sus siglas en inglés), se basó en los datos de eficacia y seguridad de dos estudios doble ciego y controlados con placebo, de 24 semanas de duración, en pacientes tratados previamente. En estos estudios, raltegravir, combinado con un tratamiento de base optimizado (TBO), redujo significativamente la carga viral del VIH. La eficacia y seguridad de raltegravir no se ha establecido en pacientes adultos y pediátricos no tratados previamente, aunque se están realizando estudios de estas poblaciones.

El director del Departamento Médico de MSD España, el doctor Jorge González-Esteban, manifestó que «Isentress» «supone un importante adelanto en el tratamiento de la infección por el VIH porque es el primero de una nueva clase de fármacos que ataca al virus de manera completamente diferente de los demás medicamentos disponibles».

SITUACIÓN ACTUAL DEL VIH.

En la Unión Europea se registraron casi 250.000 casos de infección por VIH desde 2002, según el «European Centre for the Epidemiological Monitoring of HIV and AIDS». Además, en numerosos estudios internacionales se observaron resistencias a los tratamientos actuales contra el VIH en pacientes tratados previamente, lo que indica que la resistencia a, al menos, una clase de antirretrovirales puede llegar hasta el 76 por ciento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) manifestó que las resistencias «son un problema emergente de salud pública» y colaboró con la «International AIDS Society» para desarrollar la «Global HIV Drug Resistance Surveillance Network» con el objetivo de vigilar los patrones emergentes de resistencias en los países desarrollados y en vías de desarrollo.

En este sentido, el jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, el doctor Santiago Moreno, comentó que la aprobación de raltegravir en la UE «representa un avance científico significativo y, lo que es más importante, supone una evolución muy necesaria en el tratamiento de la infección por el VIH/sida».

«Isentress» se presenta en un único comprimido de 400 miligramos que se administra dos veces al día, con independencia de las comidas. En estudios clínicos en fases II y III, el perfil de efectos secundarios fue similar al de placebo. Los efectos secundarios más frecuentes consistieron en diarrea, náuseas, cefalea y fiebre.