.

VALENCIA, 12 (EUROPA PRESS)

El titular del juzgado de instrucción número 9 de Valencia ha requerido al Colegio de Médicos de la ciudad que designe a un perito experto en oncología infantil para que elabore un informe sobre el fallecimiento de un niño de dos años el pasado 5 de septiembre por una supuesta sobredosis en el tratamiento de quimioterapia que recibió en el Hospital Universitari La Fe, según informaron a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).

Los padres del niño denunciaron la muerte del menor en este juzgado de la ciudad para exigir responsabilidades, puesto que sospechaban que le administraron en el último tratamiento para hacer frente al tumor de riñón que sufría 10 veces más de quimioterapia de lo que estaba indicado. Por ello, en la denuncia interpuesta piden que se le practique una autopsia judicial con la que se aclaren «ciertas irregularidades».

Según explican en el escrito de denuncia, el niño fue ingresado en el hospital valenciano a finales de julio de 2007 a causa de un tumor en el riñón derecho, tras lo que le prescribieron un tratamiento de seis sesiones de quimioterapia –una por semana– antes de ser operado. Sin embargo, el último día de tratamiento, los padres observaron que a su hijo le habían puesto «demasiadas bolsas y demasiado líquido».

Una vez en el domicilio, el menor no paró de quejarse, por lo que al día siguiente lo trasladaron de nuevo al centro, donde le pusieron goteros para hidratarle. Los médicos esperaron un rato y, al no observar que la situación mejorase, le intubaron, pero el niño ya no respondía.

Tras ello, el menor fue rodeado de muchos médicos y enfermeras, hasta que se lo llevaron a la UVI. Allí permaneció unas cinco horas, y en un momento determinado salió uno de los facultativos que lo atendían para comunicarles que le estaban dando masajes para reanimarlo pero que estaba «muy mal». Luego volvieron a salir y les dijeron que le había dado un infarto y que había fallecido.

Tras ello, mostraron, según indica en la denuncia, «mucho interés» en que firmaran los papeles de autopsia, manifestándoles incluso que el hospital se iba a hacer cargo de todos los gastos, incluidos los del entierro.