.

SANTANDER, 9 (EUROPA PRESS)

La directora general de la Mujer del Gobierno de Cantabria, Ana Isabel Méndez, defendió hoy el derecho de las mujeres a su salud sexual y reproductiva que, según dijo, es “inalienable”” y debe ser garantizado, siempre que se respete la ley.

Méndez ha hecho estas afirmaciones en relación con la polémica generada en las últimas semanas por el cierre de dos clínicas abortivas presuntamente ilegales de Barcelona y Madrid.

En un comunicado, la directora general destacó que, aunque no existe “ninguna previsión de modificación” de la legislación sobre la interrupción voluntaria del embarazo, se congratula de que el Gobierno central haya anunciado una reflexión acerca de este tema, que se abrirá tras las elecciones de marzo.

Para Méndez, este proceso permitirá a la sociedad española buscar de “forma serena” el cauce “más adecuado” para poder garantizar la seguridad de cualquier profesional que esté ejerciendo correctamente su trabajo, así como de las mujeres, quienes tienen que ver garantizado “en todo caso” su derecho a decidir en el marco normativo oportuno, “sin tener que ser víctimas de persecuciones moralistas”.

Además, apuntó que, según un informe elaborado por el Ministerio de Sanidad y Consumo para el año 2006, Cantabria cuenta con una tasa de abortos voluntarios del 4,68 por mil mujeres en edad fértil, cifra “muy alejada” de la media nacional, que se sitúa en 10,62 por mil.

En su opinión, estos “buenos resultados” son fruto de la educación, la información, la disponibilidad de anticoncepción y la gratuidad de la píldora postcoital, entre otras medidas que el Gobierno de Cantabria está desarrollando entre adolescentes.