.

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Instrucción número 14 de Barcelona ha imputado a una doctora por la muerte de una paciente en el postoperatorio de la intervención de estética en el Hospital Evangélico de Barcelona en febrero de 2007. La facultativa declarará la próxima semana ante la juez, según confirmaron a Europa Press fuentes judiciales.

La magistrada ha citado a declarar a la doctora para que aclare cuál fue el procedimiento que siguió tras la operación, al dudar de que toda la asistencia médica se llevara a cabo correctamente, sin descartar hacerlo también a alguien más del personal que atendió a la paciente, según avanzó hoy “El Punt.

La mujer, de 33 años y vecina de Castellón, se había trasladado a Barcelona para someterse a la operación, consistente en extraer grasa del estómago y las caderas y hacerse una reconstrucción de los pechos. Horas después de la operación, la paciente murió por un tromboembolismo masivo. La médica no tenía la especialidad de cirugía plástica, aunque la ley no obliga para realizar la intervención que hizo a la paciente.

La Conselleria de Salud inició una investigación por esta muerte y la que ocurrió cuatro días después en el mismo hospital y en circunstancias similares. El informe concluyó que no existía relación entre los casos y los archivó, descartando que se hubiese producido una negligencia médica.

Pese a no considerar que hubiera negligencia médica, sí que encontró irregularidades administrativas en la manera de realizar los historiales médicos y los consentimientos informados.