.

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La multinacional sueca Ikea anunció hoy la retirada en 12 países europeos de un lote de sillas para bebés de la línea «Gulliver», tras detectar un defecto de calidad en la barra de arnés concebida para impedir que el niño resbale pero que podría soltarse después del montaje, informó la compañía, que en España retirará 549 unidades.

El problema fue conocido por el grupo a nivel internacional tras la advertencia de una consumidora en Alemania, informaron a Europa Press fuentes de la empresa, que apuntaron que en España no se ha producido ninguna queja o reclamación.

Las sillas afectadas, pertenecientes al modelo «Gulliver» de tinte envejecido, fueron vendidas en Europa entre enero y febrero de 2008 y están fabricadas por el proveedor 13.755, con las fechas 0801, 0802, 0803, 0804, 0805, 0806, 0807 y 0808.

La multinacional solicitó a los clientes que hayan comprado una de estas «tronas» que la devuelvan en su tienda Ikea más cercana, donde recibirán una nueva a partir del 10 de marzo.

Además, garantizó que el error afecta sólo a unas semanas de producción y aseveró que las partidas que han salido al mercado en marzo ya tienen el defecto corregido. «El departamento de calidad de Ikea ya ha implantado las medidas necesarias para garantizar la calidad de las nuevas partidas de este producto», recalcó.