.

Educación explica que se trata de un caso de patología clínica y no de acoso y Fapa pide «no criminalizar» al menor

VALENCIA, 6 (EUROPA PRESS)

Algunos padres de alumnos de Educación Infantil de un colegio de Torrent (Valencia) –alrededor de unos cinco, según fuentes del centro– decidieron hoy no llevar a sus hijos a clase y quedarse en la puerta por la conducta de un compañero, un menor de 5 años, que, a su parecer, estaría manteniendo una conducta «agresiva y conflictiva». El resto de los estudiantes del grupo asistieron a clase con normalidad, según aseguraron estas fuentes.

Por su parte, desde la Conselleria de Educación explicaron que el menor sufre una patología clínica por lo que no se trata en ningún caso de un problema de acoso escolar. Así, se han puesto en marcha las medidas habituales en este tipo de situaciones, por lo que el niño recibe atención psicológica, subrayaron fuentes de este departamento.

Igualmente, el Ayuntamiento de Torrent, tras tener conocimiento de las quejas de algunos de los progenitores, han puesto a disposición tanto del niño como de la familia las atenciones de sus Servicios Sociales.

Por ello, se recordó desde la administración que se han aplicado ya las medidas pertinentes en estos casos y que estas requieren de un tiempo para surtir efecto.

También se pronunció al respecto la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de la provincia de Valencia (Fapa Valencia), que llamó la atención sobre la necesidad de «no criminalizar a un niño que tan solo tiene 5 años y que, además, según parece, tiene algún problema psicológico».

VÍAS LEGALES

En este sentido, la presidenta del colectivo, Gemma Piqué, abogó por tratar estos problemas, «que no son nada nuevo», apuntó, por las vías legales existentes, a través de mecanismos como el Consejo Escolar, el AMPA, la Inspección educativa de zona y la Conselleria de Educación antes que «llamar a la prensa y convertirlo en un escándalo».

Piqué recordó que desde Fapa se promueve la Escuela de Padres con el fin, precisamente, para que los progenitores se formen y sepan reflexionar «qué es lo mejor en estas situaciones».