.

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

El salón de alimentación y bebidas Alimentaria»08 de Barcelona cerró hoy sus puertas con «las mejores cifras de su historia», tanto por lo que se refiere a los metros cuadrados ocupados –131.000–, así como por los 158.000 visitantes profesionales participantes, un 4% más a falta de datos definitivos, informó la organización.

Los responsables del certamen destacaron en un comunicado que esta edición ha sido «especialmente significativa» por la presencia de unos 33.000 profesionales extranjeros procedentes de 155 países, lo que supone que el 21% de los visitantes totales.

El presidente de Alimentaria y de Fira de Barcelona, Josep Lluís Bonet, señaló que el salón ha cumplido «con creces» sus expectativas y agradeció el «apoyo de la Casa Real» a un certamen que es «uno de los grandes» de Fira de Barcelona.

Los Príncipes de Asturias inauguraron el lunes el salón, al que también asistió la ministra en funciones de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa; el presidente de la Generalitat, José Montilla, y el conseller de Agricultura, Alimentación y Acción Rural, Joaquim Llena, entre otras autoridades.

El director de Alimentaria y director general adjunto de Alimentaria Exhibitions, José Antonio Valls, aseguró que Alimentaria»08 «impone nuevos modelos de éxito que, a la vista de su poder de convocatoria y ante la respuesta positiva de los expositores, demuestra que compradores, empresas, operadores del sector y organización avanzan en la misma dirección».

Para Valls, el impacto de Alimentaria «no sólo ha sido cuantitativo, sino también extremadamente cualitativo» y como ejemplo subrayó la «gran acogida» de la nueva zona Alimentaria Premium, del Foro Internacional de la Alimentación –con la presentación del estudio de TNS «Demandas del comprador del futuro»–, así como de la Tienda Futura de Innoval.

Valls hizo hincapié en que Alimentaria»08 «ha cumplido los objetivos que tenía previstos», y destacó «el gran crecimiento» de Restaurama, que ha duplicado su superficie hasta los 15.000 metros cuadrados y se erige como «el salón europeo de referencia para la hostelería y la restauración».

La organización del certamen valoró «muy positivamente» las cuotas de calidad alcanzadas y las mejoras considerables en movilidad e interconexión entre los dos recintos feriales gracias, además de a los autobuses lanzadera, a la nueva estación Fira-Europa de los Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), que usaron cerca de 60.000 visitantes, con una media diaria de 12.000 personas.