.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El frente judicial contra las clínicas abortistas que operan en la capital está acaparando la atención de los Juzgados de Instrucción de Madrid. El Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid ha abierto diligencias previas de investigación contra los responsables de la Clínica Mayrit por la supuesta práctica de abortos ilegales a raíz de una querella presentada el pasado 10 de marzo por el Centro Jurídico Tomás Moro (CJTM) por comisión de un delito continuado de abortos ilegales.

Esta clínica abortista está siendo ya investigada desde hace unos meses por la jueza de Instrucción número 35 de Madrid, Gemma Gallego, en el mismo procedimiento en el que se investiga a la Clínica «CB Medical Ginemedex», la filial en la capital del centro abortivo del ginecólogo Carlos Morín.

Por esta razón, el titular del Juzgado número 8 se inhibirá previsiblemente a favor de la magistrada para que se acumule esta causa a la instrucción que dirige por las presuntas irregularidades detectadas por la Consejería de Sanidad durante una inspección rutinaria en sendos centros de interrupción voluntaria del embarazo.

La nueva querella del CJTM se sustenta en la inspección que llevó a cabo la Comunidad en la que se localizaron expedientes de varios abortos practicados que irregularmente no figuraban en el libro de quirófano. También se hallaron diversos ejemplares de informes clínicos firmados por un psiquiatra sin los datos de las pacientes.

PARTE EN OTRAS CAUSAS ABIERTAS

Asimismo, el Centro Jurídico Tomás Moro ejercerá como parte en la causa abierta en el Juzgado de Instrucción número 35 contra la filial de Morín tras aceptar la jueza su personación en el procedimiento por presuntos abortos ilegales.

Esta asociación está personada ya en las actuaciones que se siguen en el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid contra la Clínica Isadora. Su titular, José Sierra Fernández, investiga las presuntas irregularidades en la retirada de residuos biosanitarios y humanos a raíz de la denuncia de la plataforma «La Vida Importa».

Además, el Juzgado de Instrucción número 27 de Madrid está pendiente de resolver su personación en las actuaciones judiciales que se siguen contra los responsables de la Clínica El Bosque. La intervención judicial contra este centro se produjo a consecuencia de un vídeo grabado con cámara oculta.