.

TOLEDO, 27 (EUROPA PRESS)

Las 30 bodegas castellano-manchegas agrupadas en torno a la marca Divinum Vitae están de enhorabuena después de que en el recién celebrado concurso de los Mejores Vinos de la Tierra de toda España, cinco de ellas lograran alzarse con un premio.

En esta tercera edición del concurso organizado por la Asociación Empresarial de Bodegas de Vinos de España (Avimes), y que cuenta con el respaldo del Instituto de la Viña y el Vino de Castilla-La Mancha (Ivicam), la Indicación Geográfica Protegida que mayores galardones ha obtenido ha sido la de Vinos de la Tierra de Castilla, que ha logrado ocho. Bajo esta denominación elaboran sus vinos las cinco bodegas integradas en Divinum Vitae.

La bodega Los Aljibes se ha alzado con el primer premio en la categoría de rosados, gracias a su Viña Aljibes 2007, un “syrah” cien por cien muy afrutado y fresco y con extraordinario equilibrio entre acidez y azúcar, según informa la marca en nota de prensa.

La medalla de Plata ha sido para el Montalvo Cabernet de 2006, en la categoría de tintos jóvenes, uno de los caldos que la bodega de Argamasilla de Alba cuida con esmero en la finca Los Cerrillos, donde cuenta con 15 hectáreas de viñas de esta variedad con una edad media de 20 años. También con un segundo premio ha sido galardonada la bodega albaceteña Bonjorne, que su Bonjorne Selección, un chardonnay criado en barrica, ha logrado 84 puntos de la cata oficial OIV/UIOE.

En la categoría de tintos con dos o más años, Baldor Syrah 2005, de Bodegas y Viñedos Castiblanque, ha conseguido la medalla de bronce. Este monovarietal de la bodega de Campo de Criptana cuenta con una personalidad muy definida que viene dada por su reposo durante seis meses en barricas nuevas de roble francés.

Otra medalla de bronce ha sido recogida por Viñedos y Bodegas El Castillo en la categoría de blancos, con su Tierras de Argumánez. Este vino de autor, cien por cien “chardonnay” es complejo en nariz al combinar aromas de frutas tropicales y membrillo y florales de monte mediterráneo con sutiles tonos de vainilla que delatan su permanencia en barrica.