.

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, confirmó hoy que «hay una relación causal bastante evidente» entre el consumo de «Depuralina» y la anafilaxis y hepatotoxicidad sufrida por tres consumidores portugueses.

Así, aunque afirmó que este tema pertenece ya a los servicios técnicos que están analizando el producto, señaló que «se ha procedido a la inmovilizado todas las partidas para proteger a los ciudadanos», lo que a su juicio es una «demostración» de que los sistemas de control funcionan.

Por otra parte, sobre los dos fallecimientos por el mal de las «vacas locas» y los dos posibles nuevos casos detectados en Lugo y Torrevieja, explicó que «no hay ningún cambio en los protocolos» y, por tanto, «no hay ninguna nueva instrucción de salud» por parte del ministerio. Unicamente explicó que, al tratarse de «infecciones adquiridas hace años», desde Sanidad se están «observando los efectos de algo que ocurrió hace 10 años».

Para Soria «este caso demuestra que los síntomas de alerta funcionan», lo que significa que «la gente puede comer carne sin problemas». Asimismo, recordó que el ministerio conocía hace tiempo los fallecimientos, ya que «los protocolos están funcionando».

Finalmente, afirmó que cuando hay una sospecha clínica se ponen en marcha todos protocolos de actuación, y, antes de cualquier confirmación, «hace falta un diagnóstico anatopatológico». Una vez ratificado, explicó que es el ministerio el que se encargará, «en la página web», de suministrar la información sobre el caso.