.

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El tratamiento del Parkinson necesita la colaboración de los psiquiatras para abordar los trastornos de los afectados por la enfermedad, según manifestó hoy la neuróloga del Hospital Clínico San Carlos, Mª José Catalán, en la presentación del Día Mundial del Parkinson, que se celebra mañana.

Trastornos del ánimo, de la memoria o de la ansiedad afectan a muchos de los enfermos de Parkinson, según informó la experta en el encuentro, organizado por la Asociación de Parkinson de Madrid. «En el caso de los jóvenes, pueden manifestar trastornos psiquiátricos como el de control de impulsos. En este caso, el principal problema es que estos enfermos abusan de la medicación, que interfiere no sólo en el sistema motor sino también en el estado anímico, y provoca que estén más activos. La consecuencia es que la eficacia puede reducirse y los efectos pueden aumentar», señaló. En edades más avanzadas, según explicó la neuróloga, pueden aparecer problemas como ludopatías o adicciones.

La doctora Catalán apuntó que «lo habitual es que el Parkinson aparezca en torno a los 60 años de edad y aumente la frecuencia de producción a medida que la edad avanza, por lo que la mayoría de las personas lo relacionan con el envejecimiento, y muchas veces ni consultan ni preguntan». «Es importante tener un conocimiento de la enfermedad porque se puede mejorar», destacó.

Además de la lentitud motora y la rigidez, que causa dolores y fatiga, la neuróloga destacó otros menos conocidos e igual de incapacitantes como el aumento de la salivación, la falta de expresividad facial ,que aisla a los enfermos, la alteración del olfato, o el aumento de la frecuencia urinaria, que interfiere el sueño de estos enfermos.

ASISTENCIA COMPLETA PARA LOS PACIENTES

La doctora Catalán destacó que es necesario una mayor ayuda por parte de las administraciones, para que los enfermos puedan contar con toda la atención posible, no sólo los tratamientos farmacológicos. En este sentido, la directora de la Asociación del Parkinson de Madrid, Laura Carrasco, destacó que las personas que sufren la enfermedad terminan en una situación de dependencia. «Los enfermos requieren una asistencia desde todos los ámbitos. Se necesitan más medios económicos por parte de la administración para poder dar a todos los pacientes tratamientos como la rehabilitación física, la atención psicológica, o la logopedia, y sobre todo contar con locales para poder atenderlos».

Otro aspecto que destacó la asociación es «la importancia del cuidado al cuidador». Carrasco apuntó que «las cuidadoras, ya que casi siempre se trata de mujeres, dedican casi 24 horas al día durante todo el año, y sufren la degeneración de la persona que quieren, y el cansancio que supone esa dedicación».

La Asociación de Parkinson de Madrid destacó a su vez la importancia de impulsar la investigación biomédica en España, para poder curar la enfermedad a largo plazo. «Creemos que las administraciones públicas deben proponer y desarrollar leyes que permitan avanzar en el conocimiento de la enfermedad», señaló el presidente de la asociación, José Luis Molero Ruiz.

Durante el Día Mundial del Parkinson la asociación llevará a cabo una jornada lúdica para socios, y la instalación de mesas informativas en los centros de El Corte Inglés de Preciados, Goya y Princesa (Madrid). Además, varios profesionales de la asociación imparten durante esta semana en La Casa Encendida un curso sobre habilidades prácticas para enfrentarse al Parkinson.