.

“Las marcas no nos importan tanto, sino que lo que importa es saber que todo lo que está en el mercado está limpio”, según el presidente de Aesan

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente de Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), Félix Lobo, explicó hoy a los consumidores españoles que “no hay problema” en consumir aceite de girasol si se tiene una botella en casa, pero detalló que ya alguna de las cadenas de supermercados repone el aceite de girasol o devuelve el dinero.

Según explicó en entrevista a la Cadena SER recogida por Europa Press, el “problema” hubiera podido ser de “toxicidad crónica” por consumo repetido “a lo largo del tiempo” del aceite contaminado o afectado. “Aunque tuviera mínimas cantidades de hidrocarburos, que son solubles en grasas y se acumulan en el organismo, el consumo repetido es lo que puede ser negativo. Por eso hemos tomado la medida de interrumpir el consumo y hacer que todo el producto en el mercado sea de garantía”, incidió.

“Que tenemos una botella en casa, no hay problema, se puede consumir por este razonamiento. Que la queremos devolver al establecimiento, ya se está haciendo, por lo menos en alguna de las cadenas, y están reponiendo el producto o devolviendo el dinero”, añadió.

Según detalló, “todo el aceite que hoy está en los estantes de los supermercados, de los híper, etc. es un aceite que está garantizado que no procede de Ucrania y que, por tanto, no tiene ni siquiera sombra de sospecha de que pueda causar ningún problema”.

Sanidad ha retirado en 72 horas unas 3.500 toneladas de 359 hipermercados y 14.584 supermercados. “Ahora estamos seguros de que los consumidores pueden sin ningún problema comprar ese aceite y consumirlo”, señaló.

“ALERTA LIGHT”

Con todo, Félix Lobo se refirió a la alerta emitida por sanidad el pasado viernes y levantada ayer domingo como una “alerta light”. Y es que sanidad consideró, según explicó, que la “prohibición absoluta” de comprar era una medida “no adecuada a las circunstancias”.

“Además, la legislación exige unas condiciones muy específicas para dar una orden tan drástica, tan dura. Nosotros pensamos que los consumidores españoles son mayores de edad y entienden perfectamente las cosas –y así se está demostrando– y que podíamos hacer, diríamos, una alerta light”, dijo.

Según Aesan, desde el punto de vista sanitario se ha conseguido que la exposición de la población española en términos epidemiológicos “haya bajado radicalmente”. “El resultado es que no tenemos noticia de intoxicaciones”, sostuvo Lobo, quien justificó el no haber dado “una orden radical pura y dura de no consumir y de retirar” en que no había contaminación o veneno.

Preguntado por las marcas que puedan estar afectadas, declaró: “Las marcas no nos importan tanto, sino que lo que importa es saber que todo lo que está en el mercado está limpio”. “Efectivamente quedan las botellas que la gente pueda tener en casa. Ya el ministerio (de Sanidad y Consumo) dijo el sábado por la tarde que la toxicidad aguda es seguramente nula, absolutamente con toda seguridad nula, pues no hay problema en consumir esas botellas”, remarcó.