.

OVIEDO, 2 (EUROPA PRESS)

La directora general de Salud Pública del Principado de Asturias, Amelia González, afirmó hoy que el Principado no informó a la ciudadanía hasta ayer de la importación de 190.000 kilos de aceite de girasol a Asturias porque “no hubo ninguna situación de riesgo, ya que prácticamente todo el producto fue localizado y retenido”.

También reconoció que una pequeña parte del mismo sí pudo salir al mercado antes de las retenciones del producto practicadas, pero aseguró que no entrañará ningún riesgo para la salud.

González informó en este sentido, al término de una rueda de prensa convocada para informar de la nueva campaña de fomento del uso de sal yodada en Asturias.

La directora general aseguró que el Principado tuvo constancia el día 25 de abril, momento en el que el Ministerio de Sanidad y Consumo dio la voz de alarma, de la entrada de las 190 toneladas. “Desde esa misma jornada se comenzó a trabajar para inmovilizar el producto, y si la cifra no salió hasta ayer fue porque se había conseguido retenerlo”. “Casi todo el aceite está localizado y no hubo ninguna situación de riesgo”, añadió, y aseguró que “si hubiese habido constancia de la necesidad de informar sobre cantidades, marcas o productos por cuestión de seguridad, se habría hecho, pero no fue necesario”.

Con respecto a las porciones del producto que sí han salido al mercado, González reiteró que “no hay motivo de alarma”, porque lo que se ha liberado “es aceite que interviene en otros productos elaborados en una cantidad mínima, hasta el punto de vista de que no hay significado desde el punto de vista del riesgo”.

“NO HAY BOTELLAS DE ACEITE”.

La directora quiso aseverar también que “no hay botellas de aceite” adulterado a la venta en los comercios asturianos, ni “estuvieron en ningún momento desde el día de la alarma”. Aseguró que la práctica totalidad de las 190 toneladas “están localizadas y retenidas”. A partir de ahora, explicó que se estudiará la composición de este producto y se establecerán contactos con las empresas para decidir qué partidas se van liberando.

González aseguró que desde la Consejería se siguieron todas las directrices y indicaciones del Ministerio de Sanidad.