.

VALLADOLID, 2 (EUROPA PRESS)

La consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, expresó hoy su deseo y confianza en el sentido de que los casos de aceite de girasol contaminado no afecten a la superficie de siembra y a la producción en la comunidad autónoma castellanoleonesa donde el girasol «es un importante cultivo».

De este modo se pronunció la consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León a preguntas de los periodistas respecto a las posibles repercusiones en la comunidad autónoma castellanoleonesa de la crisis creada por el aceite de girasol contaminado procedente de Ucrania.

Tras recordar que la superficie sembrada de girasol en Castilla y León se incrementó esta campaña en un 24 por ciento, Silvia Clemente insistió en la relevancia de este cultivo para la agricultura castellanoleonesa y mostró su deseo de que los casos de aceite contaminado no afecten ni a la superficie de siembra ni a la producción.

Dicho esto, Silvia Clemente aprovechó la ocasión para cuestionar la «desastrosa» gestión de la crisis del aceite de girasol contaminado llevada a cabo por el Ministerio de Sanidad y Consumo a la que definió como «un buen ejemplo de cómo no se debe gestionar nunca un asunto».

A juicio de la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, existían «escasas o nulas razones» para que el Ministerio de Sanidad adoptase las medidas que acordó nada más conocerse los casos de aceite de girasol contaminado y que le llevaron a recomendar no consumir este producto.