.

VALLADOLID, 15 (EUROPA PRESS)

Los obispos de Castilla y León, reunidos en sesión ordinaria, esperan que la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC) no se aplique en «la forma que está programada» después de que haya sido «desautorizada por varias sentencias» al tiempo que reconocieron el derecho de los padres a objetar.

En un comunicado, los obispos de Castilla y León quisieron recordar la doctrina que la Conferencia Episcopal Española ha emitido en diversos documentos sobre la asignatura.

Así, recordaron que el Estado «no puede imponer legítimamente una formación de la conciencia de los alumnos al margen de la libre elección de los padres» al tiempo que reconocieron el derecho de los padres «a elegir el tipo de formación moral y religiosa para sus hijos».

Asimismo, los obispos aseguraron que las enseñanzas orientadas a la formación de la conciencia moral «no son competencia del Estado, sino de los padres y de las escuelas, como colaboradores de los progenitores» a lo que añadieron que los padres «tienen derecho a poner objeción de conciencia a la enseñanza de EpC, así como a la denuncia personal de esta Ley».

Por último, los obispos de Castilla y León creen que las diferentes administraciones educativas, así como los colegios públicos y concertados, «deben respetar escrupulosamente las decisiones de los padres y no interferir en el ejercicio de sus derechos fundamentales».