.

Los consumidores que adquieran aparatos no adaptados «sin ser debidamente informados» recibirán el importe integro de su compra

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Diferentes asociaciones de consumidores mostraron hoy su respaldo al anuncio del Ministerio de Sanidad y Consumo sobre las sanciones administrativas que podrán llevar a cabo las comunidades autónomas en aquellos establecimientos que no informen adecuadamente a los usuarios sobre la compra de televisores no adaptados a la emisión digital. En su opinión, la responsabilidad «no sólo es de los comerciantes sino también de las marcas de televisión».

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de la asociación de consumidores FACUA, Rubén Sánchez, insistió en la existencia de «una doble responsabilidad» y reclamó la colocación de pegatinas y folletos explicativos en todos los aparatos que se pongan a la venta.

Sánchez también alertó sobre la compra de televisores sin decodificador y sobre «decodificadores que no sirven para interactuar con la TDT», lo que implica que, cuando entre en vigor –el próximo 3 de abril de 2010–, «el usuario tendrá que comprar uno nuevo». FACUA no pudo precisar el número de consumidores afectados pero habla de «cientos de miles de usuarios que se verán obligados a realizar una doble compra».

Por su parte, el asesor jurídico de la Unión de Consumidores de España (UCE), José Carlos Cutiño, señaló que la medida de Consumo es «consecuencia lógica de la Ley de Garantías, que incorpora al concepto de garantía la falta de conformidad». Cutiño afirmó que todos los consumidores afectados deberán recibir el importe integro de su compra o contar con un nuevo aparato que cuente «con los requerimientos necesarios».

Además, Cutiño subrayó que las grabadoras de DVD «se enfrentan al mismo problema de los televisores» e insistió en la importancia de informar a los consumidores sobre todos los supuestos, «ya que nos enfrentamos a unos plazos no son muy largos; estamos hablando de un horizonte temporal de 2 años», apostilló.

«Hay que aumentar la conciencia del consumidor para que esté prevenido y planifique sus inversiones», aseveró Cutiño que reclamó al Gobierno más campañas informativas en este sentido, así como una mejora de «las instalaciones actuales».

RESPONSABILIDAD DE LA ADMINISTRACION

En este sentido, la directora general de Consumo, Etelvina Andreu, aseguró hoy que la Administración «seguirá informando sobre las consecuencias del apagón analógico». «La información que tiene que llegar a los consumidores tiene que ser clara» señaló en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press.

Andreu también lamentó que «se esté llevando a cabo una omisión engañosa y, por lo tanto, sancionable y perseguible por parte de los poderes públicos» ante la venta de aparatos que no van a ser válidos «en los próximos dos años».

«Los ciudadanos no tienen que ser ingenieros en telecomunicaciones ni estar al tanto de las últimas tecnologías pero hay que advertirles de que este aparato funcionará hasta 2010» indicó Andreu, que animó a los consumidores «a preguntar en el momento de la compra de las ventajas reales que suponen estos televisores».

«El comerciante tiene el deber de informar en el momento porque de lo contrario no sólo infringe la Ley de Derechos y Garantías de los consumidores sino también la Ley del Comercio», concluyó.