.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El fabricante francés de automóviles Michelin ha iniciado una campaña de retirada de la venta de sus sillas infantiles para automóviles, denominadas “Michelin Cockpit”, a través de la que también se recogerán las unidades vendidas hasta el momento, informó hoy la compañía en un comunicado.

La puesta en marcha de esta acción de recogida se debe a la publicación de un test publicado en “Que Choisir”, en el que se atribuye a estas sillitas infantiles “una mala puntuación” en caso de que se produzca un choque frontal.

La multinacional gala explicó que esta iniciativa se enmarca dentro de “la máxima exigencia” de la compañía, que le ha llevado a iniciar, a su vez, una “profunda investigación” que incluirá la realización de nuevas pruebas.

Michelin resaltó que esta silla cumple con todas las normas europeas y que antes de su comercialización se habían realizado diferentes test “sin ningún problema”. La firma indicó que los clientes que lo deseen pueden devolver la sillita infantil en la tienda que la compraron.