.

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El 33% del gasto de los ciudadanos en el sector del gran consumo se destina a productos que se comercializan bajo la marca del distribuidor o «marca blanca», como consecuencia del actual escenario de desaceleración económica, según datos de TNS Worldpanel.

El director general de la consultora, Luis Simoes, inauguró hoy Tecnomarketing, un encuentro organizado por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores Aecoc para analizar las perspectivas de este sector.

Simoes explicó que la actual coyuntura económica ha conllevado una ralentización del consumo, aunque no se ha producido de forma homogénea entre los distintos colectivos. Según precisó, mientras las familias numerosas están reduciendo su volumen de compra, las parejas sin hijos siguen incrementando su nivel de gasto.

Además del aumento del peso de la marca del distribuidor, las denominadas tiendas descuento o «discount» también han registrado un crecimiento del 12,6% respecto a 2007.

La directora comercial de Dia, Dolores Conde, destacó que la cadena ha apreciado una mayor inclinación hacia su marca blanca, sobre todo entre determinados perfiles de consumidores. Tras remarcar que los colectivos menos favorecidos son más sensibles al precio, defendió que el sector debe responder a las necesidades de estos ciudadanos.

Por su parte, el director comercial de Eroski, Amable Galache, consideró que las empresas del gran consumo «no deben ahogarse por la situación, sino confiar en sus productos», en tanto que su homólogo en Panrico, Ignacio Silva, advirtió de que la coyuntura actual «no se alargará infinitamente en el tiempo», por lo que apostó por ofrecer al consumidor un «modelo diferencial».