.

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La asociación Plataforma por una Vivienda Digna pidió hoy a la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, que se retracte las declaraciones en las que afirma que ahora es el momento adecuado para adquirir una vivienda o que dimita porque, a su parecer, la realidad es que los españoles están en el peor momento para comprar un piso.

“No necesitamos un Ministerio para confundir a la población, cuando ya tenemos a los agentes, analistas y lobbys que realizan esa labor casi a diario”, señaló la asociación en un comunicado, en el que tachó de “aberración” que la titular de Vivienda haya sucumbido tan rápido a las presiones del sector inmobiliario hasta llegar a asumir su discurso con “total sumisión”.

Según la asociación, es “de una demagogia e irresponsabilidad máxima” que se anime a comprar pisos en un entorno en el que los precios caen, la morosidad aumenta, posiblemente habrá subidas de tipos, y en el que los vendedores y promotores de vivienda se resisten al “único camino lógico que existe para salir del atolladero” que, a su parecer, es bajar los precios de una forma significativa.

La Plataforma por una Vivienda Digna considera que el Departamento de Beatriz Corredor sólo está “echando más leña al fuego” a la crisis socioeconómica para beneficiar a los que tienen una buena parte de culpa de lo que está ocurriendo en la actualidad. “Muchos ciudadanos que sucumban a este mensaje lanzado desde nuestras instituciones, lo pueden pagar muy caro en el futuro”, advirtió la asociación.

Asimismo, pidió a la ministra que se centre en solucionar otros problemas de su Departamento, como las “innumerables deficiencias” en la tramitación de las ayudas al alquiler, la “desproporcionada subida” de la VPO en algunas CC.AA., la proliferación de nuevas tipologías de vivienda protegida sin fines estrictamente sociales, o los anómalos mecanismos de financiación municipal y autonómica, entre otros.

Exigió al Gobierno que “atienda realmente” las recomendaciones que se le realizan desde numerosas instituciones nacionales e internacionales y que además, empuje cambios estructurales en todas aquellas instancias gubernamentales cuyas políticas afectan a la vivienda y el urbanismo.

Finalmente, pidió a los ciudadanos que tengan intención de adquirir una vivienda que no se dejen encandilar por estos mensajes, que extremen la cautela y que esperen a que se resuelva la situación del mercado inmobiliario y, sobre todo, la crisis económica.