.

PAMPLONA, 19 (EUROPA PRESS)

El 4,3 por ciento de los españoles con 65 o más años se encuentra en estado de desnutrición y el 25,4 por ciento se halla en riesgo de padecerla. Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado la investigadora y nutricionista de la Universidad de Navarra Marta Cuervo en su tesis doctoral, desarrollada en el Instituto de Ciencias de la Alimentación del centro académico.

Su estudio, el primero de este ámbito realizado por una dietista-nutricionista en España, ha contado con una muestra de 22.007 personas. Además, el trabajo ha formado parte del plan nacional de Educación Nutricional a Personas Mayores, que se completó con sesiones informativas para mejorar los hábitos de este colectivo, informó la Universidad de Navarra en un comunicado.

Mediante la utilización de un test específico validado se ha concluido que el riesgo de padecer desnutrición es más alto en las mujeres que en los hombres -un 28 por ciento frente a un 20,8 por ciento- y que esta tendencia se incrementa en ambos sexos con la edad.

Entre los factores que más influencia tienen en los resultados destacan el descenso en la ingesta de alimentos, la pérdida de peso, y la autopercepción del estado de salud y el estado nutricional que tiene la propia persona mayor.

Estas dos últimas cuestiones, según explica Marta Cuervo, resultan especialmente relevantes «porque permiten descartar, con una probabilidad de acierto de un 99,5 por ciento, los casos de desnutrición, facilitando que los profesionales sanitarios centren esfuerzos en los grupos más frágiles».

Por otro lado, el trabajo llevado a cabo en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra confirma que el 30,2 por ciento de los mayores de 65 años sufre obesidad y el 43 por ciento, sobrepeso.

En el segundo caso los varones presentaron una tasa más elevada (49,4 por ciento frente a 39,3 por ciento), mientras que las mujeres alcanzaron mayores cotas de obesidad (33 por ciento frente a 25,5 por ciento). En el caso de Navarra, la tasa de obesidad alcanzó el 35,4 por ciento y la de sobrepeso, el 44,8 por ciento.

En relación a los hábitos alimenticios, el 23,2 por ciento de la población estudiada había disminuido su ingesta alimentaria en los últimos meses. «En el caso de las mujeres el porcentaje alcanzaba el 26 por ciento de la muestra, que también reducían el número de comidas completas al día; mientras que en los hombres era un 18,4 por ciento», aclara la nueva doctora.

Asimismo, su investigación ha revelado que el 9,7 por ciento de los mayores no consume ni una ración diaria de lácteos, menos del 20 por ciento tampoco toma dos raciones semanales de huevos y legumbres, ni tan siquiera una ración diaria de carne, aves o pescado, dos raciones de frutas y verduras o el litro de agua mínimo recomendado.

Por último, el estudio concluyó que la prevalencia de desnutrición es menor en el área metropolitana de Madrid y en el norte de España, llegando en Navarra al 22,4 por ciento.